Con la obra “Don Quijote, el caballero andante”, un homenaje a su autor, Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616), en el 400 aniversario de su muerte, a cargo de la Ópera de Beijing, arrancaron las actividades del X Festival Internacional Acapulco La Nao.

Diego Prieto, encargado de la Dirección general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), asistió a la jornada inaugural en el Museo Histórico de Acapulco, Fuerte de San Diego, donde se desarrollaran varias de las 83 actividades escénicas programadas.

En el acto, recordó que Acapulco es un destino que hermana los pueblos a través de la cultura.

Previo a la Ópera, las autoridades inauguraron diversas exposiciones en distintos espacios del museo. En su sala de temporales se abrió una exposición dedicada al trabajo de laqueado de artistas chinos contemporáneos.

Wu Xiahong, Zheng Xin, Chen Yu, Wu Sidong, Chen Bing y Wei Ning, son algunos de los artistas que con esos trabajos hacen recordar que esta tradición artesanal venida de Asia, ha dejado huella en tierras novohispanas.

También se montó una exhibición que muestra la milenaria ceremonia china del té y la exposición pictórica “Del mar a la arena”, que alude a la travesía del Galeón de Manila, que a lo largo 250 años nutrió a la Nueva España de comercio.

A la apertura también asistieron el ministro consejero y jefe de la cancillería de la Embajada de la República Popular China, Lin Ji, y el secretario de Turismo de Guerrero, Ernesto Rodríguez, ante quienes Prieto rememoró cómo diversos mundos se encontraron en Acapulco gracias a la mar.

“Este fenómeno se dio de la mano de la expansión mercantilista de Europa, por el impulso de navegantes españoles y portugueses de encontrar nuevas rutas comerciales, extender sus imperios y la región…”.

Ernesto Rodríguez, por su parte, hizo hincapié en que esta es una oportunidad para reflexionar y valorar la historia de Acapulco, mientras que el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, destacó los vínculos compartidos entre su identidad y Guerrero.

Finalmente, el presidente municipal de Acapulco Jesús Evodio Velázquez Aguirre señaló que el puerto representa la apertura al comercio, la cultura y la tradición para el mundo “Acapulco está de pie, Acapulco vive” exclamó.