Los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEJF) alistan ya la Memoria Documental o Libro Blanco, que entregarán a sus sucesores que entran en funciones el 4 de noviembre y con lo cual refrendan su compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas.

El informe contiene el estado de los asuntos de su competencia y, en general, toda aquella documentación e información debidamente ordenada y clasificada generada en el ejercicio de sus funciones, relacionada con asuntos jurisdiccionales, recursos humanos, materiales y financieros, que les hayan sido asignados.

Además, proporciona certeza jurídica, histórica y física al patrimonio físico y documental del Tribunal Electoral del Poder, al tiempo de asegurar la continuidad de las acciones para dejar soporte de las metas y objetivos alcanzados.

Ello, luego de que la Comisión de Administración del Poder Judicial de la Federación aprobó el Acuerdo 237/S8, que establece las normas y políticas generales para la entrega-recepción de los asuntos y recursos asignados a los servidores públicos del Tribunal Electoral federal, al momento de separarse de su empleo, cargo o comisión.

El acuerdo señala que los sujetos obligados deberán presentar registros, controles, archivos, sistemas informáticos y la demás documentación relativa a los aspectos relevantes de su gestión, así como destacar las acciones y compromisos en proceso que requieran atención especial.

Así como los asuntos que es necesario atender de manera inmediata por los efectos que pudieran ocasionar a la operación del área.

La recepción de dicha información constituye para los servidores públicos entrantes, el punto de partida de su actuación al frente de su nueva responsabilidad.

Así, el Acta Administrativa de entrega-recepción contendrá el marco jurídico, situación programática, presupuestal y financiera, situación de los recursos materiales, estado que guardan los archivos y/o expedientes, situación de los recursos humanos, obra pública e informe de los asuntos a su cargo y del estado que guardan.

También, la situación de las observaciones y/o recomendaciones en proceso de atención derivado de revisiones de diversas instancias fiscalizadoras, obligaciones relacionadas con la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental.

Asimismo, los servidores públicos que se separen del cargo deberán entregar la credencial que le expidió el Tribunal Electoral federal y, en los casos que proceda, el tarjetón de estacionamiento y/o tarjetas electrónicas de gasolina y alimentos.

Así como equipos de comunicación que se le hayan proporcionado; quienes tengan bajo su resguardo un vehículo institucional deberán acreditar que no hay multas por infracciones de tránsito.

En los actos de entrega-recepción intervendrá la Contraloría Interna del Tribunal, previa revisión del proyecto de Acta que remitan los servidores públicos salientes y/o entrantes con la solicitud correspondiente, al menos cinco días hábiles, previos a la entrega.