La Casa del Lago “Juan José Arreola” y la Cocina de Arte ChaMeshiJi invitan al público a formar parte de la instalación-acción escénica “Llévate algo para el camino”, los días 28, 29 y 30 de octubre en ese recinto universitario.

En un comunicado, Casa del Lago detalló que la exposición se llevará a cabo con motivo de las celebraciones que para honrar a los seres fallecidos se realizan en Japón (O-bon) y en México (Día de Muertos).

La instalación se presentará desde las 11 de la mañana y se activará de 7 a 10 de la noche en la Casa del Lago. Los participantes podrán enviar una imagen de un ser querido finado y llevar fruta o verdura que el difunto disfrutaba en vida.

Las fotografías reunidas se proyectarán de forma aleatoria en una pantalla construida especialmente para el encuentro y los alimentos servirán para colocarlos en la ofrenda por cada uno de los visitantes.

Las imágenes, expuso, se recibirán hasta el jueves 27 de octubre a través de la dirección electrónica chameshiji@gmail.com.

El material puede ser digital, fotos de fotos ya impresas, retratos (dibujos o pinturas) con una resolución de 1920 por 1280 pixeles en formato .jpg, .tiff o .png.

ChaMeshiJi, de acuerdo con su página en internet, es una comunidad interdisciplinaria que realiza proyectos de arte contemporáneo con el objetivo de generar vínculos entre el arte y la sociedad, cuya inspiración proviene de lo cotidiano, bajo el teorema matemático de los conjuntos.

Así como conocimientos y experiencias de motiongraphic, ciencia, escultura, cine, arquitectura, mecatrónica, performance, pintura, origami, entre otros.

El O-bon es descrito por la comunidad japonesa como una celebración tradicional que invita a las almas de los seres queridos por medio de una ofrenda con diversas similitudes a la mexicana en cuanto a los elementos del altar y el sentido, que va desde lo jocoso a lo solemne.

En Japón, los difuntos llegan en caballos, representados por pepinos, y se van en vacas, cuya verdura es la berenjena, productos presentes en los altares, aunados a la luz, en forma de faroles e incienso, que en la tradición mexicana se traduce en velas, copal y flor de cempasúchil.