La rama del chavismo que ha decidido alejarse del presidente venezolano Nicolás Maduro tiene un futuro incierto debido a las trabas institucionales y su falta de brillo como alternativa política, aseguró el analista Alfredo Mourad.

En diálogo con Notimex, Mourad señaló que el surgimiento del grupo “Marea Socialista” como una corriente disidente del chavismo podría representar una amenaza, pero de momento el Poder Electoral le ha impedido establecerse como partido político.

“Ya la gente de Marea Socialista es casi un partido político (distinto al oficialismo) y si no lo ha logrado es porque el Consejo Nacional Electoral (CNE) les negó la inscripción como partido”, explicó Mourad.

Este abogado experto en derecho laboral recordó que las corrientes disidentes en el chavismo surgieron en medio de la crisis económica de recesión, inflación y escasez de bienes básicos, por lo que estos grupos pidieron infructuosamente un “golpe de timón (un cambio de rumbo)” a Maduro.

Sin embargo, el catedrático de la Universidad de la Policía Científica aclara que “estos chavistas disidentes no sólo querían un cambio de modelo sino también espacios dentro del gobierno”, algo a lo que Maduro se habría negado.

Mourad manifestó no estar de acuerdo con la negativa del CNE a reconocer a Marea Socialista como partido, pero indicó que esta es una muestra de cómo el chavismo se ha “institucionalizado” en los poderes públicos tras casi 18 años de revolución bolivariana.

La decisión del CNE, abundó Mourad, impidió una posible “división del voto chavista” en procesos electorales, lo cual hubiese podido debilitar a Maduro y al oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Esto dejó a movimientos como Marea Socialista (MS), un grupo compuesto por exintegrantes del gobierno y defensores del expresidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013), en un difícil dilema sobre sus opciones políticas.

“No creo que Marea Socialista vaya a unirse a la oposición, aunque en política no hay nada imposible, pero lo más probable es que pidan a los chavistas descontentos abstenerse (en futuras elecciones), algo que sí podría hacerle daño al gobierno”, aseveró.

La situación llegó hasta tal punto, que los dirigentes de MS y otros exfuncionarios de Chávez han apoyado el referéndum revocatorio que la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) intenta impulsar contra Maduro, señaló Mourad.

El intento de referéndum, empero, ha sido “suspendido” por los tribunales mientras grupos como MS terminaron siendo “neutralizados” institucionalmente, por lo que este abogado vaticinó que Maduro logrará culminar su periodo presidencial en 2019.

“Yo creo que Maduro logrará terminar su periodo, ya la economía ha comenzado a estabilizarse y los poderes públicos y los militares han manifestado su apoyo al gobierno. Yo creo que el incendio está controlado y eso es fruto de que Maduro ha acertado (en su política)”, afirmó.