La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) condenó los actos de violencia y/o expresión de género que han ocasionado la muerte de 10 mujeres trans en las últimas semanas.

Indicó que se trata de Paola y Alessa, de la Ciudad de México; Itzel, Chiapas; Marylin, Estado de México; Cheva, Chihuahua; Paulett y Ariela, Guanajuato, y tres personas que aún no han sido identificadas en Puebla, Veracruz y Baja California.

El organismo del gobierno federal puntualizó que los homicidios fueron realizados en condiciones similares a los crímenes de odio, deben ser esclarecidos, así como los hechos posteriores a estos, ya que las víctimas indirectas refieren tratos discriminatorios y revictimizantes.

Además, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas exhortó a la sociedad a erradicar cualquier expresión o acto que insiste al odio en razón de la orientación sexual, expresión o identidad de género de las personas y que niega la existencia de una sociedad plural.

Subrayó que esas conductas afectan los derechos humanos a la autodeterminación y al libre desarrollo de la personalidad, ejemplos fundamentales del pleno ejercicio de la libertad.

También llamó a los medios de comunicación para promover el respeto al derecho a la identidad de género de las mujeres trans y evitar acciones de revictimización en el manejo de la información.