La ofensiva para recuperar la ciudad iraquí de Mosul, en manos del grupo yihadista Estado Islámico (EI), puede servir de pretexto para originar una nueva guerra que conducirá a una catástrofe, advirtió el viceprimer ministro turco, Numan Kurtulmus.

“El intento de convertir la operación para liberar Mosul de los terroristas en un pretexto para una nueva guerra, que se llevará a cabo por las manos de terceras fuerzas, puede conducir a una Tercera Guerra Mundial”, afirmó Kurtulmus, citado por la agencia rusa de noticias Sputnik.

Según el viceprimer ministro turco, el futuro de esa ciudad (Mosul) está directamente relacionada con los intereses de Turquía, al igual que el futuro de las ciudades sirias de Alepo y Damasco.

El primer ministro de Irak, Haidar Al-Abadi, anunció el pasado 17 de octubre el inicio de una gran ofensiva para liberar la ciudad de Mosul, más de dos años después de que la urbe cayó en manos del EI, en lo que podría ser una de sus mayores operaciones militares desde 2003.

El viceprimer ministro turco, citado por Sputnik, criticó a las autoridades iraquíes por su resistencia ante la presencia de militares turcos en el campamento de Bashiqa, en el norte de Irak.

“Los residentes de los países vecinos son nuestros amigos, hermanos, parientes. Todos vivimos en la misma región. Nadie tiene el derecho de impedir que Turquía se interese por los acontecimientos que tienen lugar en los países vecinos”, afirmó.

Turquía insiste en participar en la ofensiva para liberar Mosul, sin embargo el gobierno iraquí se opone y critica el despliegue militar turco en la región de Bashiqa, cerca de Mosul.

Los combates en Mosul prosiguieron este domingo por séptima jornada consecutiva, con el ejército iraquí decidido a eliminar a los yihadistas de esa ciudad.

Mosul, con alrededor de 1.5 millones de habitantes, se convirtió en la capital de facto del EI desde junio de 2014 y es también su último bastión en Irak, por lo que su pérdida marcaría su derrota efectiva en esta nación.

La ofensiva en Mosul, que podría ser una de las mayores operaciones militares en Irak desde la invasión encabezada por Estados Unidos en 2003, podría provocar “la más larga y compleja catástrofe humanitaria” durante 2017, han advertido agencias humanitarias de las Naciones Unidas.