Con un despliegue de danza, desfile de trajes típicos de la región del sudeste asiático y una demostración de pirotecnia, arrancó la décima edición del Festival Internacional La Nao Acapulco 2016, en donde se enalteció el papel desempeñado por el puerto en la era dorada del imperio español.

El festival, que inició la víspera, contempla 83 eventos escénicos, 893 artistas locales, nacionales e internacionales en distintas manifestaciones culturales, que durante siete días ofrecerán un espectáculo de talla internacional, teniendo como sedes el Fuerte de San Diego y la Playa Tamarindos.

Al acto inaugural asistieron el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre; el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, y el secretario de Turismo de Guerrero, Ernesto Rodríguez Escalona.

Este último acudió en representación del titular del Ejecutivo Estatal, Héctor Astudillo, quien felicitó al comité organizador por el esfuerzo realizado para llevar a cabo el evento.

Asimismo, en nombre de sus respectivas naciones, el consejero ministro de la embajada de la República Popular de China en México, Lin Ji; el ministro consejero de la embajada de la República de Indonesia, Li Zhepian Wan, y el encargado de cultura de la embajada de España, Carlos Ruiz.

Por su parte, el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia INAH, Diego Prieto Hernández, destacó la trascendencia de México como el lugar donde se fundó el Virreinato más importante, el de la Nueva España, donde coincidieron “cuatro universos culturales”: Europa, América, Asia y África.

Del 22 al 29 de octubre se tendrán exposiciones culturales y artísticas de países como Indonesia, Japón, Filipinas, España, Colombia y el país invitado, la República Popular de China.

El acto protocolario fue amenizado con la presentación del Grupo cultural de danza de la embajada de Filipinas y un desfile de vestimentas del mismo país y la presentación de la obra “Don Quijote Caballero Andante” de la ópera de Beijing.

Se hizo presente la danza del dragón chino, con recorridos por la sede principal y arrancando el aplauso de los asistentes que gustaron del espectáculo.