A 20 años de su creación, Pineda Covalin se ha consolidado como una de las marcas de diseño mexicana de mayor reconocimiento en el país y el mundo, razón por la que sus creadores celebraron con un desfile lleno de color en el corazón de Michoacán.

En el centro de Morelia, cientos de personas pudieron disfrutar de una pasarela llena de color con diseños que se basan en la riqueza cultural en México y América Latina, los cuales narran historias de identidad y pertenencia.

Por ello, esta empresa de moda creada por diseñadores mexicanos se ha colocado entre los favoritos de los conocedores de estilo.

Se trata más que de una propuesta de moda, es un significado con un toque diferenciador y único que habla de raíces perdurables, misma que a través del movimiento de la seda, la suave textura de la piel o el brillo de la plata imprimen lujo y sofisticación.

En el evento que se llevó a cabo en la Plaza Valladolid, Cristina Pineda y Ricardo Covalin, rindieron tributo y agradecieron a todas las personas, instituciones y empresas que han compartido su andar desde 1996, cuando el dúo decidió iniciar el proyecto.

En el desfile, abierto al público general, se pudo apreciar el talento de jóvenes creadores, ganadores de la convocatoria para las universidades y escuelas de diseño del país, y la experiencia de los diseñadores consolidados, quienes a través de su visión confeccionaron siluetas inspiradas en los diseños más representativos de la marca.

La fachada de la Iglesia y el antiguo Convento de San Francisco fue iluminada con los diseños más emblemáticos de la marca a través de un videomapping que pudieron disfrutar centenares de personas que también disfrutaron de fuegos pirotécnicos y música de mariachi.

Por su parte, Ricardo Covalin aseguró que la marca continúa en crecimiento, toda vez que este año se abrirán cuatro tiendas más en el país que se sumaran a los más de 100 puntos de venta, de las cuales 50 son tiendas, y dos casa-museo.

Agregó que siempre hay nuevos mercados a los cuales mirar, sin embargo la franquicia de Pineda Covalin ha crecido a países como Panamá, Colombia, sin embargo no descartan llegar a Europa y Asia.