Por el delito de extorsión agravada, el Juez 68 Penal, con sede en el Reclusorio Preventivo Oriente, dictó auto de formal prisión contra María del Carmen Becerra Bravo, quien cobró una suma de dinero producto de una extorsión.

La Procuraduría General de Justicia capitalina informó que de acuerdo con el expediente 191/2016, una madre de familia recibió una llamada telefónica donde escuchó la voz de una persona que se refirió a ella como su hija, y le dijo que la habían secuestrado y se encontraba a bordo de una camioneta.

La mujer entró en pánico al asociar a la interlocutora con una de sus hijas que se encontraba fuera de casa, por lo que se mantuvo en la línea y después escuchó a un individuo, quien le dijo que tenían secuestrada a su familiar y le exigió hacer todo lo que le indicara.

Posteriormente, el desconocido le pidió una cuantiosa suma en efectivo; la afectada contestó que no tenía ese capital, pero que entregaría una parte.

Una vez acordado el pago, otro hombre le dio instrucciones para que se comunicara a un teléfono celular y realizara el depósito en una sucursal bancaria, manteniendo la amenaza de dañar a la supuesta víctima.

Para ello, el sujeto le proporcionó el nombre de la titular de la cuenta: María del Carmen Becerra Bravo, y le indicó que tras la operación, rompiera la ficha del depósito y que más tarde liberaría a su hija.

La mujer cumplió con las exigencias y después se enteró que su hija no había estado secuestrada, por lo que regresó a la sucursal donde hizo el pago, a fin de que el gerente le proporcionara el domicilio de la titular de la cuenta y realizar la denuncia correspondiente.

Con la información recabada, y después de una búsqueda exhaustiva, se logró la detención de la indiciada, cuando caminaba por calles de la colonia San Juan Xalpa, delegación Iztapalapa.

La Procuraduría General de Justicia invitó a los capitalinos que sean o hayan sido víctimas de extorsión a denunciar los hechos a los teléfonos 5345 5010 con terminación 19, 23 y 26 de la Fiscalía Especial de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro, Fuerza Antisecuestro (FAS).

Dicha instancia de la Procuraduría, a través del programa ¡Yo No Pago Extorsión!, brinda atención integral a los afectados, las 24 horas, los 365 días del año.