La compañía teatral de la Ópera de Pekín hizo acto de presencia en los eventos de La Nao 2016, con una visión particular del clásico de Miguel de Cervantes Saavedra “Don Quijote de la Mancha”.

Haciendo gala de un particular sincretismo, los actores transportaron las andanzas del personaje español a los paisajes de la China medieval, gracias al vestuario y a la música compuesta en su mayor parte por instrumentos originarios de la nación asiática.

De esta manera la Ópera de Pekín demostró por qué es considerada patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

Esta muestra teatral corresponde a los festejos internacionales con motivo del 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes Saavedra.