De la mano de un despacho de arquitectos mexicanos, se construye en un importante sector de la capital de Guatemala el mayor y más moderno complejo funerario de Centroamérica.

"La arquitectura tiene que proponer y aportar", y es el caso del edificio de capillas que se erigirá en la ciudad de Guatemala, afirmó en entrevista con Notimex Pablo Martínez Lanz, al frente de la firma de abogados mexicanos responsable de la obra.

Dijo que "las funerarias tienen décadas sin cambios. Es un tipo de arquitectura que lleva muchos años, es el mismo modelo que tenemos desde los años 40" tanto en México como en Guatemala.

El arquitecto mexicano indicó que en la mayoría de los casos se trata de edificios no destinados para ese fin, casas remodeladas, adaptadas para funcionar, "pero no diseñadas y construidas como capillas".

Explicó que el nuevo concepto implica una arquitectura moderna, funcional, pero acorde con el momento difícil que viven los deudos. "Para eso se recurre a elementos como la luz, el agua, la iluminación, y el verde” de los árboles naturales.

Otro aspecto a destacar, señaló, es el logístico, es decir, el transporte y colocación del cuerpo, de las flores, que se hacen "de manera oculta" para los asistentes que "no notarán la operación funeraria".

El profesional mexicano dijo que luego de un año de estudios el próximo mes comenzarán las obras del proyecto denominado Capillas Las Flores -de 20 mil metros cuadrados de construcción-, cuya inauguración se tiene prevista para octubre de 2018.

El proyecto, que costará 112 millones de quetzales (15 millones de dólares) de una inversión de un consorcio empresarial guatemalteco, consta de 12 capillas, estacionamiento de hasta 500 autos, oficinas, banco, restaurante y florerías.

"Es un proyecto arquitectónico y estético ambicioso", aseveró Martínez Lanz, quien dijo que el nuevo edificio, en su tipo, será el más grande y moderno de Centroamérica, similar a una obra que construyó en Santa Fe, en la Ciudad de México.

El gerente de la empresa constructora del proyecto guatemalteco, Erick Estrada, dijo a Notimex que por su innovación y adelantos arquitectónicos y estéticos la obra guatemalteca, salvo la de la capital mexicana, "no tendrá igual en América".

Estrada estudió propuestas de firmas de numerosos países y al final se decidió por el proyecto del despacho encabezado por Martínez Lanz, que con su equipo sumará en Guatemala la séptima obra del rubro funerario.

La capilla más grande de Centroamérica y una de las más modernas del hemisferio, que ocupará más de 20 mil metros cuadrados de construcción con 12 capillas, tres sótanos de estacionamiento, elevadores, escaleras eléctricas, se levantará en la Avenida de las Américas, sur de la capital, dijo Estrada.