La fiesta para celebrar la primera edición del Corolla Fest continúa este sábado en el estacionamiento de Campo Marte gracias a los contagiosos temas de Kinky y Little Jesus, dos de las bandas que lograron encender el ánimo de las miles de personas reunidas esta tarde.

Tras haber escuchado la música de Flor Capistrán y Reyno, tocó el turno de Little Jesus para compartir con el público lo mejor de su repertorio.

La agrupación, que abrió los conciertos de The Rolling Stones en México, escogió "Mal" y "Extraterrestres", para complacer a sus fans.

Vestidos en tonos blancos, la banda siguió su actuación con "Golden Choice", "La luna" "Trágame tierra" y "Magia", su más reciente sencillo.

El momento de fiesta y baile llegó con Kinky, agrupación regiomontana que con sus temas mezclados de dance, funk, tecno y rock, pusieron a bailar a las miles de almas reunidas este día.

La banda inició su espectáculo con "Desaparecer", "Hasta quemarnos" y "Soun tha mi primer amor", que de inmediato hicieron brincar a todos los asistentes.

Pero la fiesta no podía terminar, así que la banda, liderada por Gil Cerezo, continuó la velada con "Ejercicio 16" en una versión más modos y con más mezclas, "Coqueta" y "Cuando miro de lado".

"Qué ching... estar de vuelta aquí en la Ciudad, con nuestra bandera de frente, este no es un concierto es una fiesta gigante, así que todos a brincar", expresó Cerezo al público y siguió con "Una línea de luz" y "Cornman".

Los últimos temas de su concierto fueron "Those girl" y "Después del after", pero a petición del público, Kinky regresó al escenario para interpretar "Más" y "A donde van los muertos", este último convertido en un clásico de su repertorio.

A pesar de las bajas temperaturas que registra la ciudad, el público se muestra animado, sobre todo porque aún faltan las actuaciones de Miami Horror y Plastilina Mosh, la cual tendrá la encomienda de cerrar el encuentro.