Un vecino de la delegación Iztacalco entregó voluntariamente a la Profepa una tortuga marina verde (Chelonia mydas), especie en peligro de extinción que tenía en su domicilio particular.

El ejemplar, de aproximadamente nueve años de edad, sin sexar, sin sistema de marcaje y en aparente estado físico regular en cuanto a plastrón, escamas y extremidades fue trasladado al Acuario Inbursa, en la colonia Ampliación Granada de la Ciudad de México.

En ese lugar, detalló la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en un comunicado, se monitoreará el estado de salud del animal y se le proporcionará el cuidado necesario para su cautiverio.

Mientras, en el estado de Michoacán personal de Profepa y la Policía Estatal aseguraron precautoriamente 16.9 metros cúbicos de madera de pino (Pinus sp.) y 275 kilogramos de carbón de encino (Quercus sp.), así como tres vehículos que los transportaban.

Ello, como resultado de dos operativos de inspección a transporte en los municipios de Zacapu y Madero.