Asambleístas de Morena se pronunciaron en favor de un desarrollo urbano planeado y respetuoso de los derechos vecinales y en favor del medio ambiente, y consideraron que el gobierno capitalino privilegia los negocios de unos cuantos por encima del bien común de los capitalinos.

Durante su participación en el foro Ciudad en Hundimiento. Defensa de los Derechos Adquiridos, organizado por la diputada Citlalli Hernández Mora, los asambleístas Aleida Alavez Ruiz, María Eugenia Lozano y Paulo César Martínez, vecinos y especialistas en el tema, compartieron experiencias para generar herramientas que frenen el desarrollo urbano desordenado.

Citlalli Hernández Mora aclaró que su partido no se opone al desarrollo de la ciudad, sino a las megaobras que privilegian el negocio sobre los derechos de los citadinos y que carecen de estudios serios que expongan sus efectos a corto, mediano y largo plazo.

Convocó a ser cuidadosos en el tema de las grandes edificaciones, pues de acuerdo con el Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Ciudad de México presenta un hundimiento natural debido al suelo lacustre que la caracteriza.

Sin embargo, alertó, ese problema se agrava en delegaciones como Iztacalco y Gustavo A. Madero donde se extrae mayor cantidad de agua para posteriormente construir.

En su intervención, Alavez Ruiz demandó a las autoridades capitalinas analizar el uso de suelo con base en el Atlas de Riesgo, “pues de nada sirve tener leyes y reglamentos si no son respetados”.

Invitó a la ciudadanía hacer uso de los instrumentos de participación ciudadana y opinar en el Plan General de Desarrollo Urbano de la ciudad antes de que sea aprobado y refirió que desde el 10 de octubre pasado se abrió la convocatoria para participar por Internet y en plazas públicas.

En el caso de Iztapalapa, criticó que las autoridades ignoren el Atlas de Riesgo actualizado para autorizar construcciones, lo que ha derivado en que existan 12 obras sobre suelo agrietado, además de que tampoco se verifican medidas de mitigación en las obras.

La diputada María Eugenia Lozano Torres se refirió a las obras del deprimido en Mixcoac y sostuvo que el gobierno capitalino no ha respetado las demandas de vecinos respecto a la tala de árboles en la zona.

Lamentó que para la construcción de este túnel de 23 metros de profundidad y kilómetro y medio de largo, no se respetaran ni la flora ni la fauna de la zona, ya que se talaron mil 800 árboles. Un amparo de los vecinos impidió que se siguieran cortando más.

En tanto, el asambleísta Paulo César Martínez López, externó su apoyo a los vecinos de las delegaciones Gustavo A. Madero, Azacapotzalco y Cuauhtémoc que se oponen a la construcción del Viaducto Elevado Indios Verdes-La Raza-Santa Clara