La delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR) inició sendas carpetas de investigación en contra de quien o quienes resulten responsables de delito contra la salud, luego del aseguramiento de más de una tonelada de mariguana.

En un comunicado, informó que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aseguró 13 paquetes con mariguana que localizó entre la maleza, como resultado de reconocimientos terrestres llevados a cabo en la ribera del Río Bravo del Poblado de Nuevo Progreso, municipio Río Bravo.

El Informe Policial Homologado (IPH) establece que la droga asegurada arrojó un peso total de 349 kilos 181 gramos.

En otra acción llevada a cabo en la Brecha Tacuba de esta ciudad fronteriza, los elementos de la Secretaría de Marina (Semar) pusieron a disposición de la representación social un total de 844 kilos 77 gramos del mismo enervante.

La droga, comprendida en 87 paquetes, estaba en el interior de una camioneta Pick Up Sierra, color blanco, abandonada entre matorrales de la citada brecha.

La droga y el vehículo quedaron a disposición del representante social de la Federación, de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo que integró las carpetas de investigación.