La tradicional ofrenda de Día de Muertos en la Monumental Casa del fallecido cineasta Emilio “El Indio” Fernández”, rinde homenaje este año al cantautor Juan Gabriel, quien murió el pasado 28 de agosto en Estados Unidos a causa de un infarto.

Durante la inauguración de este proyecto, que estará abierto al público hasta el 20 de noviembre, la cantante Alejandra Ávalos ofreció un recital en el que incluyó éxitos del “Divo de Juárez”.

Fue en el patio trasero de la residencia ubicada en Coyoacán, donde la intérprete, acompañada de mariachi, entonó “Me nace del corazón”, “Se me olvidó otra vez” y “Noa noa”.

Esto ocurrió al aire libre, delante del obelisco en donde se encuentran las cenizas del reconocido director, actor y productor de la Época de Oro del Cine Mexicano, de quien este año se conmemora su 30 aniversario luctuoso.

La ex Big Brother, aseguró que fue una grata sorpresa haber recibido un halago de Alberto Aguilera Valadez, con el sencillo “Amor fasciname”. “Me dijo que era una mujer que cantaba como los mismos ángeles, estas palabras me llenaron el alma, ha sido lo mejor que me han dicho”.

Antes de interpretar piezas como “No vale la pena” y “Amor eterno”, Ávalos dijo que era un honor cantar en el hogar de “El Indio” Fernández, por quien siente gran admiración.

“Fue uno de los más grandes artistas que ha tenido la historia, con su visión y en todo su amplio espectro de darle a México el más alto lugar a nivel internacional. Creó muchísima historia fílmica”, subrayó.

“Un aplauso grande a don Emilio Fernández, tan querido en todo el mundo”, expresó la mexicana, quien lució un vestido floreado y brindó con los espectadores.

Asimismo, comentó que está impresionada por “lo hermosa” que quedó la casa, en la que hay ofrendas de varias personalidades como Cantinflas, Rocío Dúrcal, Julio Alemán, Capulina, entre otros.

Por su parte, el nieto de “El Indio”, Emilio, declaró que la tradición de crear este museo fue idea de su madre Adela y, que cada año, ha ido creciendo.

“Siempre se pone un altar principal y este año, desgraciadamente, nos tocó al señor Juan Gabriel; todas las ofrendas se van a fotografiar para hacer un libro, cómo lo hacía mi mamá, quien recibió esta casa que ahora me toca a mí cuidar porque mi hermana Atenea ya falleció”.