Reconocido como uno de los autores contemporáneos más importantes en México por títulos como “Las adoraciones” (1983), “La plaza y otros cuentos” (1966) y “Criatura de un día" (1984), el escritor Juan Tovar cumple 75 años de edad el 23 de octubre.

El también dramaturgo nació en la Ciudad de Puebla en 1941, es ganador del Premio Nacional de Dramaturgia Juan Ruiz de Alarcón 2007 y miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte desde 1994, de acuerdo con su biografía publicada en el sitio “cultura.gob.mx”.

El escritor ha incursionado en la mayoría de los géneros literarios, lo que le ha valido el reconocimiento tanto en certámenes de cuentos, novelas y dramaturgia, como en traducciones literarias y guiones cinematográficos.

Desde temprana edad, según una entrevista suya con la Secretaría de Cultura federal, se sintió atraído por la narrativa, sin embargo, a petición de su padre estudió Igeniería Química.

Para 1962 se mudó a la Ciudad de México a fin de cursar estudios en Teoría Dramática y Composición, con Luisa Josefina Hernández (1928) y Emilio Carballido (1925-2008) como mentores.

“Criatura de un día” fue un punto clave en su carrera y la novelística contemporánea en México, destaca el texto de la dependencia federal; sin embargo, el teatro ha explotado su capacidad crítica.

“El teatro es la forma más concreta de la poesía. Decía Alfonso Reyes que la poesía lírica son reflexiones o impresiones; la narrativa tiene sus fantasmas; pero en el teatro ya no son fantasmas… Ese es el gran atractivo y su gran dificultad”, mencionó en declaraciones difundidas por la instancia cultural.

De acuerdo con la Coordinación Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes, Juan Tovar ha sido profesor de teoría dramática en la Escuela Nacional de Arte Teatral del INBA y en el Centro Universitario de Teatro de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Así como profesor de guión cinematográfico en el Centro de Capacitación Cinematográfica de la UNAM, en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, Cuba, y en el Foro de la Rivera.

Es creador de las versiones teatrales de “La marquesa de Sade” (de Yukio Mishima, 1988), “Aura” (1989), "La hija de Rapaccini" y "Los encuentros" (basadas en la obra de Juan Rulfo, 1992).

Lo mismo que del guión cinematográfico “Pueblo fantasma”, en colaboración con Ricardo Vinós y Parménides García Saldaña.

También ha sido acreedor al Premio Alfonso X de Traducción Literaria 1984, por “El contrapaso”, de Thomas Middleton y William Rowley; y ganador del Ariel 1987, por “Crónica de familia”.

Entre sus textos sobresalen “La madrugada” (1979), “El destierro” (1982 y 2001), “Manga de clavo” (1985), “Los encuentros” (1992), “Cura y locura” (1992), “Fort Bliss” (1994) y “El nido” (2004).