El aniversario 30 de la apertura del Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, así como los 130 años del nacimiento del muralista, se celebrarán con el montaje de una ofrenda de Día de Muertos, abierta al público del 26 de octubre al 7 de noviembre.

Paulina Ramírez, investigadora del espacio cultural, destacó la importancia de reconocer la figura de Diego Rivera por su trabajo en el arte en México y en el mundo. Es uno de los representantes de la pintura moderna y precursor del cubismo y el muralismo, recordó.

Mientras que Frida Kahlo, continuó, es considerada una de las artistas latinoamericanas más simbólicas a nivel internacional. También se recordará al arquitecto y paisajista Juan O’Gorman, quien diseñó el espacio artístico, con su respectivo altar.

La tradicional ofrenda constará de tres niveles: Cielo, Tierra e Inframundo, e incluirá los cuatro elementos: fuego (velas), tierra (semillas y frutos), agua (vasos con el líquido) y aire (papel picado).

De igual manera, en esta participación de las tradiciones del país se incluirán las típicas “Calaveritas” con versos para cada creador.

Habrá objetos referentes a la vida de los personajes, como un alcatraz para Diego, la planta siempreviva para Frida y una garra de león para O’Gorman. No pueden faltar las fotografías y la semblanza de cada uno de ellos.

Mamparas con imágenes contemporáneas de sus respectivas casas, en blanco y negro, adornarán los alrededores del sitio. Los hogares de los artistas fueron construidas entre 1931 y 1932 con estilos funcionalistas.