El artista plástico Juan Carlos del Valle consideró que la práctica del grafiti debe regularse en México, como en países de Europa y en Estados Unidos, para que sus creadores plasmen de una manera ordenada sus obras, que son muy atractivas para disfrutar.

En entrevista con Notimex, refirió que en esa naciones incluso se convoca a los grafiteros para ejercer su imaginación en espacios públicos, sitios que se han convertido en atractivos citadinos e incluso turísticos.

“La gente va y visita esos espacios y resultan muy atractivos, e incluso hoy en día en algunas ciudades se ha puesto en práctica esa posibilidad de regular, autorizar, ordenar y generar espacios autorizados que promueven de una manera establecida este llamado arte callejero”, reafirmó.

Recordó que se trata de alguna manera de una forma de expresión relativamente joven, surgida en la década de los años 70 del siglo pasado, que tiene sus antecedentes en la pintura rupestre.

Y aunque “siendo un arte joven ha pasado y surgido por grados y desde los llamados 'grafitti', hasta las intervenciones públicas y en práctica de los espacios ordenados, donde no hay una clandestinidad”, aseguró.

En esos casos, añadió Del Valle, se le pide al artista que trabaje cierto espacio o muro, sin presión de tiempo e incluso hasta con patrocinio de material.

“Aunque surge como algo establecido, aún dentro del paralelo sigue siendo reaccionario, contestatario, de protesta, clandestino y vandálico, donde evidentemente se afecta en ocasiones espacios históricos o privados”, precisó.

También dijo que se debe de reflexionar sobre la misma contratación visual que se vive en una ciudad e incluso con los espectaculares impuestos, “con los que tenemos que convivir en el cotidiano y eso está legislado, regulado y permitido”.

Anotó que “el grafiti, aunque es una expresión joven deriva de la pintura rupestre, y dentro de esa misma acción y clandestina y vandálica que en ocasiones es, resulta una voz pública, una voz de protesta o de resistencia y una vía de expresión visual”.

Juan Carlos del Valle (Ciudad de México, 1975) ha presentado su obra, que se caracteriza por la pintura tradicional, en destacadas salas, galerías y otros espacios del país y en Estados Unidos.