El Hospital Universitario (HU) reiteró la importancia del chequeo continuo para la detección oportuna del cáncer de mama, enfermedad que cada año presenta 14 mil nuevos casos en México.

La institución de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) destacó que realizar una autoexploración o una mamografía sólo toma 10 minutos, lo cual puede marcar la diferencia en la mujer para beneficio de la salud.

Refirió que en México, se reportan 14 mil nuevos casos de cáncer de mama al año y se estima que el 90 por ciento de las pacientes diagnosticadas se encuentran en una etapa tardía, lo que dificulta el control de esta enfermedad.

Anualmente, indicó, fallecen más de 5 mil mujeres en el país, es decir, 15 al día o una cada 90 minutos.

La especialista del Centro Universitario de Imagen Diagnóstica de la UANL, Yazmín Azeret Ramírez Galván, dijo que las mujeres de 20 años requieren invertir 10 minutos para la autoexploración en casa o acudir con un especialista de la salud para inspeccionar e identificar alguna posible anomalía en los senos “

“Lo más importante es revisar con las yemas de los dedos todo el tejido de la glándula mamaria”, señaló.

Añadió que “en mujeres fértiles, preferentemente en la segunda semana de menstruación, y en mujeres con menopausia, cualquier día del mes, siempre el mismo día”.

Señaló que “también se debe realizar una inspección visual, frente a un espejo en distintas posiciones, con los brazos hacia abajo, los brazos en la cintura y los brazos hacia arriba”.

Eso, subrayó, “es para detectar cualquier alteración en la superficie de la piel, cualquier cosa que veamos como hundimiento o daño en la piel, es un dato de alarma o sospecha”.

Resaltó que a partir de los 40 años, es importante realizar el chequeo cada año a través de una mamografía para detectar con mayor precisión alguna alteración en las glándulas mamarias.

“El más importante es la mamografía, ésta te permite detectar lesiones hasta dos años antes de que se sienta con los dedos y debe realizarse aunque la paciente diga 'no me duele, no siento nada'”, dijo.

Manifestó que “esas son las pacientes a las que más podemos ayudar, porque todavía no tienen ningún signo de enfermedad”.

La mamografía, explicó, es un tipo de radiografía especial que utiliza radiación con bajas dosis, con esta prueba es posible estudiar los componentes internos de la mama.

“Sí es molesta, pero está bien documentado científicamente que la presión que se ejerce con el compresor es menor que la que se hace cuando el doctor te explora o cuando uno mismo se revisa la mama”, expuso.

Nuevo León ocupa el tercer lugar en México donde más estudios se realizan para la detección del cáncer de mama.

Expresó que hasta el próximo 31 de octubre el Centro Universitario de Imagen Diagnóstica del HU ofrecerá mamografías a bajo costo.

Con el propósito de apoyar la campaña de la detección oportuna contra el cáncer de mama, el HU estará brindando atención a la población mayor de 40 años para la aplicación de mamografías, finalizó.