Especialistas en derecho penal consideraron que entre los policías municipales de Baja California existe incertidumbre sobre la metodología jurídica y cómo realizar las detenciones para que puedan judicializarse.

Al participar en el foro de seguridad pública “Todos unidos por la seguridad en Tijuana: Ponle dedo”, Álvaro González, experto en derecho penal, indicó que desde la entrada en vigor del nuevo sistema de justicia penal han ocurrido diversas situaciones.

Señaló ante los participantes del foro que se han reducido hasta en 60 por ciento las detenciones hechas por la policía municipal, que es la primer respondiente en casos delictivos.

En el foro, organizado por la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) local, Álvaro González señaló que la incertidumbre de los policías se debe a que no existe un protocolo para realizar las detenciones a fin de que no sean desechadas en el Ministerio Público.

Debe considerarse, dijo, que los policías subirán a un estrado, “serán interrogados y si se comprueba que mintieron en el informe policial homologado el mismo juez puede pedir la destitución de un agente por haber mentido ante una autoridad judicial”.

Esta falta de pericia, añadió, se está dando porque los agentes policíacos recibieron capacitación muy sutil sobre el nuevo sistema.

“Hay que tener en cuenta que los policías trabajan alrededor de 16 horas y sería inhumano solicitarles que se prepararan después de una larga jornada de trabajo”, anotó.

Propuso “trabajar desde cero, que se apueste a ese capital humano. Iniciar por un protocolo de actuación de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Tijuana”.