La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Fundación EU-LAC señalaron que la región y la Unión Europea (UE) deben avanzar hacia niveles de consumo y producción compatibles con la sostenibilidad ambiental.

En una publicación conjunta, ambas entidades plantearon que el marcado sesgo recesivo, el aumento de la desigualdad global y la agudización de la crisis ambiental, entre otros factores, generan nuevos desafíos y oportunidades para la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la UE.

El documento “La Unión Europea y América Latina y el Caribe ante la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. El gran impulso ambiental” presenta un panorama de las realidades económica, social y ambiental de ambos bloques.

El texto enfatiza en la necesidad de avanzar hacia un estilo de desarrollo más sostenible e igualitario, “así como hacia un patrón de inversión que favorezca la innovación y el cambio estructural y permita el desacople entre el crecimiento económico y las emisiones de carbono”.

Según el estudio, la UE y América Latina y el Caribe “se encuentran en el escenario propicio para generar un gran impulso ambiental que permita transitar hacia nuevos patrones de inversión que favorezcan la innovación y el cambio estructural, y permitan el desacople entre el crecimiento económico y las emisiones de carbono”.

El documento será entregado en la próxima Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores y la XLVIII Reunión de Altos Funcionarios de la Celac y la Unión Europea, la que se realizará en Santo Domingo entre el lunes y miércoles próximos.

El texto, según ambas entidades, “es un aporte a la discusión que sostendrán las autoridades y funcionarios en República Dominicana, con miras a abordar los desafíos comunes del actual escenario internacional y regional”.