Acusan a la Patrulla Fronteriza de ayudar al cártel de Sinaloa a traficar con armas

  • El testimonio de un testigo protegido ha servido como prueba para dictar formal prisión contra El Chapo Guzmán, líder de dicho cártel.
  • Las armas se dejaban en el lado de Estados Unidos metidas dentro de camionetas abandonadas.
  • También se reveló que tenían una casa de seguridad entre entre Puerto Lobos y Caborca.

Un testigo protegido de la Procuraduría General de la República (PGR) aseguró que la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos colaboró con el cártel de Sinaloa en el tráfico de armas.

El testigo fue asesinado en diciembre de 2012 El testimonio de Javier Sandoval, según reporta El Universal, es una de las pruebas que sirvió para dictar auto de forma prisión contra El Chapo Guzmán, líder de este cártel, al que se le imputan delitos de delincuencia organizada.

'El Chapo' está acusado de ser el jefe del narcotráfico en Sonora, Sinaloa y Chihuahua, a través del grupo criminal Gente Nueva. A través de este brazo armado operó desde 2009 hasta 2011 traficando con drogas y armas.

Así lo atestigua, Sandoval quien entró a formar parte del cártel de Sinaloa en noviembre de 2009, convirtiéndose cinco meses después en jefe de plaza en Nogales.

Dejaban las armas en camionetas

Las armas se recogían en la frontera de Estados Unidos que era el lugar en el que proveedor las dejaba en camionetas abandonadas.

El testigo también reveló que la droga que se pasaba a Estados Unidos llegaba desde Sinaloa y que existe una casa de seguridad entre Puerto Lobos y Caborca que usaban para esconderse.

A pesar de gozar de protección, Sandoval fue asesinado en diciembre de 2012, pero sus declaraciones siguen teniendo validez.