El gobernador del estado de México, Eruviel Ávila, entregó hoy en Nueva York apoyos económicos a tres mexiqueneses radicadas en Estadios Unidos a fin de que puedan sufragar los gastos que supone convertirse en ciudadano estadunidense.

En un ceremonia celebrada en el consulado de México en Nueva York, Ávila entregó a tres migrantes mexicanos que son elegibles para convertirse en ciudadanos de Estados Unidos cheques por 685 dólares.

Ávila también entregó cheques a cinco personas para que sufraguen los gastos de su acceso al programa de deportación diferida, conocido como DACA, así como siete cheques por tres mil 500 dólares para apoyar a estudiantes indocumentados en sus estudios universitarios.

El gobernador del estado de México arrancó asimismo un programa de dos días en que funcionarios de su entidad ayudarán a mexiquenses radicados en la zona conurbada de Nueva York a que obtengan documentación oficial, como actas de nacimiento o defunción.

“Más de 70 mil mexiquenses viven en esta región y por eso vengo a decirles que no están solos, que cuentan con el gobierno de la República”, dijo Ávila en una ceremonia en la que estuvo acompañado por el cónsul general de México en Nueva York, Diego Gómez Pickering.

En su intervención, Ávila destacó que la ayuda es una muestra de que el gobierno de México apoya a sus connacionales en momentos en que cierta retórica de las campañas presidenciales en Estados Unidos ha presentado a los mexicanos bajo una luz negativa.

El acto fue celebrado en el marco de la llamada Semana Binacional de Salud, impulsada cada año por la red consular de México en Estados Unidos, a fin de ofrecer atención médica básica a los migrantes mexicanos y de canalizarlos a centros gratuitos o de bajo costo si requieren atención especializada.

Shareny Díaz, estudiante mexicana indocumentada que cursa su maestría en la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY), explicó que el apoyo recibido es esencial para estudiantes en su condición migratoria, que no pueden obtener ayuda financiera para estudiar en Estados Unidos.

“Es una ayuda para cubrir nuestros un semestre completo, lo que nos representa una preocupación menos”, dijo Díaz.