Las pintas en bardas son una forma alternativa de comunicación entre residentes de la frontera de Sonora, pues en ellas se dan desde expresiones artísticas, anuncios oficiales y hasta recomendaciones de salud.

El profesor de artes plásticas del Centro de Seguridad Social, Manuel Cuén Gamboa, consideró que esta forma de manifestación pública es muy utilizada en la región, “porque hay muchos artistas en la frontera”.

Mencionó como algo positivo la iniciativa de personas para mejorar la imagen urbana, sobre todo que al haber dibujos de mayor calidad se tiene una mejor presentación de la ciudad ante los residentes y visitantes.

Como instructor veterano de dicha dependencia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la región, recordó que esta manera de expresarse ante otros habitantes fronterizos empezó hace muchos años.

Dijo que lo anterior es parte de las inquietudes generadas en una sociedad plural y relacionada con el vecino estado de Arizona, en Estados Unidos, con el cual hay una influencia mutua.

A principios de los años ochenta, en esta ciudad resurgió un movimiento de cholos, pachucos o también llamados “zoot suit”, quienes pintaron bardas y paredes con pinturas principalmente religiosas, pero las cuales desaparecieron con el tiempo.

En la actualidad, en calles, callejones, terrenos baldíos, establecimientos comerciales y algunos edificios públicos se pueden observar ilustraciones artísticas, anuncios oficiales, grafiti difícil de interpretar y algunos consejos médicos relativos a las altas temperaturas de la región.

También se encuentran los murales espontáneos realizados por estudiantes de planteles educativos y adultos, algunos de cuyos mensajes están dirigidos contra la discriminación y los abusos contra los migrantes.

El pintor empírico, Humberto González, expresó que le gusta realizar esta actividad, es un entretenimiento, además de que al ensayar en las paredes puede saber más sobre técnicas de colores y perspectiva, lo que le sirve para mejorar su arte.

Comentó que espera mejorar sus técnicas para embellecer las bardas y paredes de la ciudad, además de ofrecer estas obras a los vecinos como una forma de ganar dinero, si aceptan que se pinte en los muros de sus domicilios.

Aparte, expuso, se genera arte urbano como el que muchas personas realizan en la valla internacional que limita con Arizona.

En este tema, el Instituto Sonorense de Cultura (ISC) ha contactado con grupos empresariales y promotores de la cultura del centro del país para difundir eventos, realizar intercambios culturales, así como apoyar a los artistas sonorenses.

El titular del organismo estatal, Mario Welfo Álvarez Beltrán, mencionó que una primera obra a difundir serían los murales de Palacio de Gobierno del Estado, en Hermosillo; de la Casa de la Cultura de Sonora y el propio edificio del ISC.

Dijo que críticos de arte están interesados en conocer los murales del primer piso de Palacio de Gobierno, realizados por el maestro Héctor Martínez Arteche, con técnicas del artista Diego Rivera.

Recordó que, a través del programa Visitas Guiadas, atienden a turistas, alumnos y cualquier persona interesada en conocer los murales y obras de arte, con recorridos por el Museo de Arte y Palacio de Gobierno.

También se realizan visitas guiadas a la Galería Eusebio Francisco Kino, en la Casa de la Cultura de Sonora, entre otros edificios históricos.

Debido al interés de los tres órdenes de gobierno y de empresas particulares en difundir este tipo de expresiones artísticas, es seguro que un mayor número de autores continuarán con sus manifestaciones plásticas.