Los trabajos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sustentable Hábitat III concluyeron con la Declaración de Quito, en la que se incluyó en la Nueva Agenda Urbana el Derecho a la Ciudad.

El subsecretario de Ordenamiento Territorial de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Enrique González Tiburcio, dijo que esta fue una de las principales aportaciones de México durante dicho encuentro.

En el marco de la clausura de Hábitat III afirmó que México llegó con una nueva Ley de Asentamientos Humanos, con una secretaría creada para el ordenamiento territorial y el desarrollo urbano, y con un seguimiento a los contenidos de esta Nueva Agenda Urbana.

En tanto, el presidente de Habitat International Coalition, Enrique Ortiz, reconoció que desde México se logró hacer promoción de la postura que llevaría a Hábitat III, “y se logró posicionar el Derecho a la Ciudad en la nueva Agenda Urbana”.

De esta manera, las 193 delegaciones participantes firmaron la declaración de Quito, la cual fue calificada por el presidente ecuatoriano Rafael Correa como una "hoja de ruta” con el camino señalado para el desarrollo urbano mundial de los próximos 20 años.

Entre los principales elementos de la declaratoria, la cual consta de 175 puntos, destaca el Derecho a la Ciudad, se previene la especulación de los precios de la tierra y se privilegia el crecimiento planificado de las naciones.

También promueve la accesibilidad universal en beneficio de las personas con discapacidad o limitaciones físicas y el respeto a los derechos, la integridad de refugiados, desplazados internos y la población migrante.

La Declaración de Quito también pone énfasis en el desarrollo de economías urbanas sólidas y armonía con la naturaleza, el uso de energías limpias, la protección de ecosistemas, de la biodiversidad, los estilos de vida sanos y la mitigación del cambio climático.

Adicionalmente, el documento considera desarrollar planes de inclusión de niños, mujeres, “eliminar la pobreza y el hambre en todas sus formas y dimensiones, alcanzar la equidad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas”.

Cabe destacar la conferencia Hábitat III fue uno de los eventos de las Naciones Unidas con la mayor participación en toda su historia, al reunir a más de 45 mil asistentes del mundo.