El presidente municipal de Ciudad Juárez, Armando Cabada Alvídrez, giró instrucciones para separar de sus cargos a 338 funcionarios, que en conjunto devengaban salarios por 5.3 millones de pesos mensuales.

Acompañado del tesorero Óscar Pérez y el oficial mayor Víctor Ortega, en conferencia de prensa, el alcalde explicó el procedimiento legal que se siguió.

Indicó que la mayoría fueron retirados este jueves y el viernes habrá todavía algunos convenios para renuncias.

“Se liquidaron conforme a la ley. La mayoría de ellos decidieron renunciar porque al estar en una posición como esta, como empleados de confianza, en cualquier momento tenía que ocurrir”, señaló.

Reconoció que no necesariamente se logrará un ahorro total debido a que algunos puestos van a tener que volverse a cubrir pero bajo un tabulador diferente que no implica una erogación tan fuerte.

El máximo de personal que se va a contratar para cubrir las vacantes que quedan será de sólo 70 por ciento porque, dijo, la intención de la administración a su cargo es ser austeros.

Pidió a los directores de las diferentes áreas que al suplir alguna de estas posiciones sea “con la filosofía de este gobierno de ser austeros, de generar la economía que necesitamos para poder enfrentar las responsabilidades este municipio”.

Confirmó que la instrucción es ahorrar para no verse en la necesidad de pedir préstamos.

La actual administración lleva 13 días haciéndose cargo de los destinos del municipio y desde un principio se dieron instrucciones a los directores para llevar a cabo un análisis exhaustivo de quienes conforman sus nóminas para hacer los despidos.

Señaló que esta es una primera revisión en la que se han detectado algunos casos emblemáticos de aviadores, de los que varios tuvieron la decencia de no presentarse.

El procedimiento es pagar con cheque para que las personas que cobran se presenten personalmente a recogerlo a la dirección que corresponde, de esta manera se ha detectado a quienes nunca se presentaban a trabajar.

Destacó que en este proceso se identificó a secretarias, por ejemplo, que devengaban un salario de 40 mil pesos. En todos los casos se ha actuado conforme a la ley y respetando los derechos humanos de los ahora exempleados.

Como ejemplo de los ahorros que se lograrán dijo que sólo en la Dirección de Obras Públicas se espera que sean de 470 mil pesos mensuales.

Existían 20 directores de área que no renunciaron voluntariamente al término de la administración, según el reglamento, lo que equivale a 800 mil pesos mensuales.

También 103 empleados de tercer nivel en la misma situación con una nómina mensual de 2.19 millones de pesos.