La actriz mexicana, Alejandra Barros, dijo experimenta sentimientos encontrados con el próximo final de la enigmática teleserie, “Mujeres de Negro”, del productor Carlos Moreno, por el gran reto actoral que representó.

En entrevista telefónica con Notimex, Barros, quien hizo equipo con las también actrices, Mayrín Villanueva y Ximena Herrera, destacó que el formato no solo fue aleccionador para el elenco y el equipo de producción: “Fue una experiencia nueva con un lenguaje más apegado a la realidad”.

La actriz abundó que el desarrollo y los cambios de matices la llevaron a experimentar emociones y cambios de humor de un momento a otro: “Esos proyectos son los que hacen crecer a los actores, y yo crecí mucho con Mujeres de Negro”.

Afirmó que la serie le dejó satisfecha y un poco exhausta, por el personaje que desarrolló, que estaba completamente alejado de lo que en la vida real es ella: “Fue una mujer con deseos muy oscuros, que requería carácter fuerte para mantener sus decisiones sin remordimiento alguno y eso es muy complicado”.

Agradeció la dirección de Carlos Moreno, quien les hizo el trabajo más ligero: “Me dejaron jugar con el personaje para hacerlo menos rígido y forzado, especialmente por los temas tan difíciles, como la vida de pareja, el hecho de abusar del poder como mujer y estar encima de los hombres o de las mismas mujeres”.

Indicó que los temas de engaño e infidelidades atraparon la atención del espectador: “La gente ya esta aburrida de las historias de la cenicienta, que de pobre se convierte en rica, ya quiere ver algo más apegado a su realidad a lo que sucede en torno a la gente”.

Indicó que difícilmente tomará unas vacaciones: “Ya terminamos de grabar, la serie concluye el próximo domingo 30 de octubre, y ahora estoy en busca de otros proyectos, tengo un ofrecimiento de teatro, pero nada en concreto hasta ahora”.

Por último, consideró que los tiempos de ella y los de las producciones de cine no han coincidido: “He tenido oportunidades, pero cuando hay oportunidades del séptimo arte, estreno algo en tele, y el formato de la pantalla chica absorbe demasiado tiempo, es difícil ir a los casting de cine”.

Alejandra Barros afirmó que le falta mucho por hacer y sobre todo mucha experiencia para ser una actriz consolidada: “Nunca se deja de aprender y a mí me falta mucho camino como actriz”, expresó.