El presidente de la fundación Río Arronte, Rafael Moreno Valle Suárez, lamentó que en 2016 su patronato dejara de ejercer 46 millones de pesos en el rubro de salud por la falta de proyectos.

Al explicar que la fundación decidió canalizar sus donativos a rubros que no han sido atendidos, consideró “lamentable” la falta de trabajos.

“Tenemos un subejercicio, en cuanto al importe que nos destinó el patronato para donativos por falta de buenos proyectos”, mencionó.

Valle refirió que entre las nuevas líneas de acción del patronato se encuentra el aporte de 50 por ciento de financiamiento para iniciativas en cuatro rubros.

“No está siendo atendida la obesidad infantil, no está siendo atendido el cáncer infantil, no está siendo atendida la preparación y especialización de enfermeras, no está siendo atendido el tema de los pasantes de medicina”, señaló.

Durante la inauguración del Laboratorio de Diagnóstico Genómico del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), Valle realizó un llamado a crear proyectos para abatir enfermedades de la niñez mexicana.

“Me parece que el Instituto debería de considerar proyectos en obesidad infantil y cáncer infantil y presentarlos al Río Arronte, que estamos ansiosos de poder dar dinero para estos propósitos”, afirmó.