Tribunales penales de los estados de Aragua, Bolívar y Carabobo anularon el proceso de recolección de firmas de electores para el referéndum contra el presidente Nicolás Maduro, anunciaron hoy los gobernadores de esas regiones.

Los oficialistas Tareck El Aissami (Aragua), Francisco Rangel (Bolívar) y Francisco Ameliach (Carabobo), anunciaron cada uno por su lado que tribunales de esas regiones emitieron fallos para anular las firmas que se recolectaron en el primer paso del proceso al referéndum.

El Aissami dijo que un tribunal de Aragua anuló la recolección de firmas del 1.0 por ciento del padrón electoral, realizada en abril pasado, que el oficialismo denunció por ser supuestamente fraudulenta.

En su cuenta de Twitter dijo: "nuestra denuncia contra el fraude perpetrado por la MUD (Mesa de Unidad Democrática) fue admitida y se anula el "proceso y se ordena cumplir con la Constitución".

El Aissami dijo que el tribunal admitió la denuncia del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) contra las firmas, luego de alegar que la MUD falsificó firmas.

El gobernador de Bolívar anunció: "hoy se hace justicia" al anularse un proceso "plagado de fraudes. Se introdujo un recurso legal para invalidar la mega estafa montada por la MUD. Tal y como lo veníamos diciendo".

Ameliach informó que un tribunal de Carabobo también anuló la recolección de firmas del 1.0 por ciento en esa región central del país. La decisión sugiere que las firmas identificadas como irregulares tendrían que ser repetidas.

La MUD recolectará la próxima semana, del 26 al 28 de octubre, el 20 por ciento del padrón electoral o casi cuatro millones de firmas, con las que espera activar la consulta contra Maduro.

La MUD sostiene que todavía hay tiempo para realizar el referéndum este año, que es el tercero del mandato de seis de Maduro. Si la consulta se realiza antes del 10 de enero de 2017 y Maduro pierde, el Consejo Nacional Electoral convocará nuevas elecciones presidenciales.

Si se realiza en el curso de 2017 y Maduro la pierde, será revocado, pero el mandato lo terminará en enero de 2019 el vicepresidente ejecutivo.