Durante una semana especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) realizaron cirugías a 52 niñas, niños y jóvenes de 22 municipios del Estado de México, en su mayoría provenientes de comunidades indígenas.

Al clausurar el Encuentro Médico Quirúrgico (EMQ) en la especialidad de Cirugía Pediátrica, el director General del IMSS, Mikel Arriola, señaló que en la jornada médica realizaron, de manera gratuita, 185 valoraciones a menores de edad, que derivaron en 14 operaciones diarias durante una semana.

Agregó que cada una de las cirugías tiene un costo promedio de 40 mil pesos en hospitales privados.

Las intervenciones quirúrgicas efectuadas en el Hospital General Regional número 251 de Metepec, curaron labio y paladar hendido, deformidades en manos, pies y dedos por padecimientos congénitos, amigdalitis crónicas, así como secuelas de quemaduras y fracturas.

El titular del IMSS destacó que estas jornadas permiten cumplir el encargo del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, de llevar a los mejores médicos del Seguro Social a todos los rincones del país.

También se aprovecha al máximo la infraestructura hospitalaria del Instituto, por lo que afirmó que estos encuentros continuarán en todos los rincones del país.

Informó que esta jornada médica es la quinta en el Estado de México este año y con todos los encuentros en la presente administración, ya son 66 los EMQ realizados en diversas especialidades como Ginecología Oncológica, Oftalmología, Urología y Cirugía Reconstructiva.

Arriola Peñalosa instruyó a los delegados en Estado de México Oriente y Poniente a poner a disposición de las mujeres de 40 a 69 años de edad los estudios de mastografía, para detectar a tiempo el cáncer de mama en las primeros etapas y brindar tratamiento médico o cirugía.

Uno de los beneficiarios del encuentro médico fue Juan Sebastián Camacho, joven que padecía Síndrome de Charcot, el cual le causó edurecimiento de las articulaciones de sus piernas y que ambos pies se deformaron hasta girar hacia adentro, lo que le impedía caminar.

Su madre, la señora Celsa Camacho Tahuilán, quien también padece la enfermedad, agradeció a los especialistas y autoridades del IMSS, pues con la cirugía su hijo menor podrá continuar con sus estudios de preparatoria y llevar una vida normal.