El secretario general de la Federación de Trabajadores del Estado de México, Armando Neyra Chávez, consideró que la Cámara de Diputados “parará” los cambios a la ley laboral aprobados la semana pasada, que prevén la desaparición de las juntas de Conciliación y Arbitraje.

“Yo siento que la Cámara la va a parar. Ya dijeron que la tiene la comisión (del Trabajo) y en tres semanas no creo (que la aprueben)”, expuso el dirigente sindical, en el marco del XXI Congreso General Ordinario de esa Federación, en el cual fue ratificado por un periodo más, de 2016 a 2022.

En el auditorio Fernando Amilpa de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Neyra Chávez dijo, de entrada, que la reforma laboral recién aprobada “va a ser muy difícil que pase”.

Recordó que en la discusión del dictamen respectivo en el Senado, “yo dije que política y económicamente no era el momento”, y consideró que de momento no existe ni el presupuesto ni las leyes reglamentarias respectivas.

También señaló que en la discusión y el debate sobre el paquete económico para el año próximo, no pasará la propuesta del perredista Armando Ríos Piter, de aumentar en 100 por ciento el impuesto a los refrescos, como medida para reducir la obesidad que padece gran parte de la población.

De acuerdo con estadísticas, se venden 20 mil millones de litros de esas bebidas al año, lo que se traduciría en un total de 40 mil millones de pesos de impuestos, “que tendría que pagar la gente que menos ingreso tiene”.

“La labor nuestra es defender los intereses del pueblo, no incrementar los impuestos”, expresó Neyra Chávez, quien también es Senador de la República.

En el evento, estuvieron presentes el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida; el secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Carlos Aceves del Olmo; y la secretaria general del PRI, Carolina Monroy del Mazo, entre otras personalidades.

NTX/HAF/