La delegación Gustavo A. Madero aplica el operativo de seguridad “Atlacomulco 2016”, a fin de resguardar el arribo de 58 mil peregrinos procedentes de este municipio y pueblos vecinos del Estado de México que visitan la Basílica de Guadalupe.

En un comunicado, la demarcación informó que dicha medida preventiva culminará este viernes 21, después de la ceremonia religiosa y posterior al retiro total de visitantes y vehículos.

Hasta el momento se reportaron 139 atenciones médicas por cansancio, heridas menores en pies y rodillas, alteraciones en niveles de glucosa y presión arterial.

Cuadrillas de Protección Civil de la demarcación permanecen instaladas en carpas aledañas al recinto y brindan atención médica, detalló, e indicó que también permanecen ambulancias para traslados.

La delegación recordó que cada año ofrece diversos servicios a los fieles que realizan esta visita, como agua potable, sanitarios, resguardo gratuito en la Estancia del Peregrino que cuenta con regaderas, dormitorios, área de comedor y estacionamiento, entre otros.

Asimismo, subrayó que hay dos pipas de agua potable en puntos de mayor afluencia, e informó que han abastecido 27 metros cúbicos de ese líquido a los feligreses.

Detalló que hasta el momento se han recolectado en calles y avenidas de la demarcación 200 toneladas de residuos, y 500 trabajadores de recolección de basura trabajan en la limpieza de la zona, concluyó.

En tanto, el Centro de Comando, Control, Cómputo y Comunicaciones de la Ciudad de México (Caepccm) señaló que los peregrinos llegaron a la Basílica, por lo que se reabrió la circulación en Calzada de Guadalupe y Henry Ford.

“Caravana arriba a la Basílica de Guadalupe, se recupera la circulación en Calzada de Guadalupe y Henry Ford, GAM”, publicó el organismo capitalino en su cuenta de Twitter @ciudad_segura.