El Instituto Nacional de Migración (INM) rescató a 121 migrantes centroamericanos que presentaban síntomas de asfixia y deshidratación cuando eran transportados en un camión de carga en condiciones de hacinamiento en una carretera de Tabasco.

La recuperación de los extranjeros se logró luego de que solicitaron ayuda a agentes federales de migración durante un operativo de control y verificación, debido a las condiciones que les provocó el hacinamiento a que fueron sometidos.

Los migrantes viajaban en el espacio de carga de un camión tipo Torton con placas TX- 86665 del estado de Sinaloa que fue detectado en las inmediaciones de un crucero denominado La Isla, a 20 kilómetros del municipio de Villahermosa.

Tras inspeccionar el vehículo y escuchar gritos de ayuda, quejidos y llanto de menores de edad, los agentes de Migración lograron el rescate de esas personas, a quienes se les dio atención médica.

Los presuntos traficantes de personas obligaron a los centroamericanos a no ingerir alimentos ni líquidos durante el trayecto para evitar ser detectados por alguna autoridad, por lo que presentaban deshidratación y síntomas de asfixia.

En el camión de carga se trasladaban 55 menores de edad (23 niñas y 32 niños), así como 66 adultos (22 mujeres y 44 hombres) provenientes de Honduras, Guatemala, El Salvador, y Ecuador, quienes habrían pagado entre tres mil y cinco mil dólares por persona para ser llevados hasta la frontera con el propósito de cruzar a Estados Unidos.

Los 55 infantes rescatados fueron atendidos por Oficiales de Protección a la Infancia del INM y puestos de inmediato a disposición de las autoridades del DIF para su salvaguarda y protección.

En tanto, el chofer del camión de carga donde eran trasladados los extranjeros fue puesto a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR) para las investigaciones correspondientes.