El embajador de Cuba en México Dagoberto Rodríguez Barrera, confió en que el 26 de octubre la mayoría de países en la Asamblea General de la ONU voten contra el bloqueo comercial que Estados Unidos mantiene contra esa nación.

En conferencia de prensa en la embajada cubana señaló que tan solo en el último año los daños ocasionados por el bloqueo al pueblo cubano ascienden a cuatro mil 680 millones de dólares.

“Desde que comenzó a aplicarse esta política hace más de 50 años, ha provocado perjuicios cuantificables por más de 125 mil 800 millones de dólares a precios corrientes”, señaló.

Tan solo durante el gobierno del presidente estadunidense Barack Obama, el Departamento del Tesoro -a través de la Oficina de Control de Activos Extranjeros- ha multado con aproximadamente 14 mil millones de dólares a personas y empresas de otros países.

Dijo que el bloqueo tiene un carácter extraterritorial, viola el Derecho Internacional y lesiona la sobrtanía de otros países, y como ejemplo se refirió a una multa de mil 116 millones 893 mil 585 dólares que pagan conjuntamente con el banco francés Crédit Agricole.

También recordó que aunque Obama anunció la autorización del uso del dólar en las operaciones comerciales de Cuba, así como la posibilidad de que bancos de la Unión Americana otorguen créditos a los importadores cubanos de productos estadunidenses autorizados, nada de ello se ha materializado.

“El bloqueo es una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de los cubanos. No hay familia cubana que no sufra sus efectos en la salud, en la educación, en la cultura, en la alimentación y en toda su vida cotidiana", expresó.

Por ello, el diplomático cubano confió en que la comunidad internacional respalde a su país con un voto abrumador, y recordó que el año pasado 191 países de 193 votaron contra el bloqueo.

“Cuba está segura del invaluable apoyo del gobierno y pueblo mexicanos, como ha sucedido siempre”, agregó Rodríguez Barrera.

Respecto a las próximas elecciones en Estados Unidos, consideró preocupante para todo el mundo un eventual triunfo del candidato republicano Donald Trump, pero confió que independientemente de quién gane se mantendrán los avances que la relación Cuba-Estados Unidos ha tenido en los últimos años pues conviene a ambas naciones.