La Secretaría de Salud en Nuevo León reveló que el cáncer de mama provoca alrededor de 300 decesos al año, por lo que es importante la autoexploración y la mamografía para detectar oportunamente este padecimiento.

En el marco de los eventos alusivos al Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, el titular de Salud en el estado, Manuel de la O. Cavazos, detalló que se registran alrededor de 470 casos nuevos al año en la entidad.

Ante esto, expuso, el llamado a las mujeres del estado a autoexplorarse a partir de los 25 años, “si detectan algo anormal, como bolitas, cambio de coloración, secreción, úlcera, asimetría o cambio de textura, acudir con su médico”.

En el caso de las mujeres mayores de 40 años, es importante que acudan a practicarse la mamografía, dijo el funcionario estatal.

“Debemos enseñar a nuestras mujeres a que se realicen autoexploración, si detectamos el cáncer de mama en etapa temprana es curable”, señaló.

“Me da muchísima tristeza el ver casos de cáncer de mama con metástasis, es decir, con ramificaciones a otros órganos y gente que fallece, lo más valioso que tiene esta sociedad son las mujeres”, enfatizó.

Consideró que “si fallece una mujer, muere la madre, se destruye la familia, por lo que debemos trabajar intensamente para disminuir la mortalidad por este padecimiento”.

De la O. Cavazos destacó que la Secretaría de Salud tiene capacidad para realizar hasta 60 mil estudios al año de manera gratuita en los centros de Salud y Hospitales de la dependencia, pero sólo se realizan alrededor de 30 mil.

Exhortó a las mujeres a realizarse el estudio y a los hombres a invitar a sus esposas, madres y hermanas a practicar este procedimiento.

El cáncer es una enfermedad que tiene factores de riesgo no modificables como la herencia y el género, pero existen otros que sí, como el alcoholismo, tabaco y la vida sedentaria, detalló.