Al menos Ocho soldados yemenitas y decenas de rebeldes Houthi murieron hoy durante los combates en la norteña provincia de Al-Jawf, en el marco del primer día de un alto el fuego de 72 horas respaldados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Fuentes del gobierno yemenita denunciaron que los rebeldes Houthi del Movimiento Ansar Allah (Ansarola "Los partidarios de Dios") y sus aliados, militantes leales al ex presidente, Ali Abdullah Saleh, violaron la tregua, que entró en vigor el último minuto del miércoles 19 de octubre.

"Los Houthis violaron los términos de la tregua, al atacar posiciones del ejército y las fuerzas de resistencia en el distrito Al-Jawf Maslub", aseguró Abdullah al-Ashraf, portavoz de las fuerzas armadas yemenitas, que son respaldadas por el grupo "Resistencia Popular".

En declaraciones a la prensa, el militar aseguró que un sinnúmero de violaciones de la tregua fueron cometidas este jueves por las fuerzas Houthis y pro Saleh, por lo que las tropas progubernamentales “habían respondido a las represalias”.

“Los enfrentamientos entre las dos partes están todavía en curso”, indicó esta tarde al Ashraf, tras confirmar la muerte de tres soldados yemenitas y de decenas de rebeldes en los combates, según reporte de la edición electrónica del diario National Yemen.

De acuerdo con la información del periódico, al menos otros cinco soldados yemenitas murieron este jueves en un ataque contra un retén del Ejército en la provincia de Abyan, en el sur de Yemen, en la carretera que une las ciudades de Zinjibar y Jaar.

La agencia de noticias SABA, que está bajo control del Movimiento rebelde, denunció, por su parte, que un avión de combate de la coalición liderado por Arabia Saudita, bombardeó durante la madrugada varias zonas de Saná y otras ciudades, matando e hiriendo a varios civiles.

“La coalición al mando de Arabia Saudita lanzó varios ataques aéreos sobre el norte de Yemen por la noche, contra zonas densamente pobladas de Sana y las provincia de Sa'ada y Hajjah”, destacó el reporte, citando a funcionarios del autoproclamado régimen rebelde.

La República de Yemen ha permanecido sumido en el caos desde hace más de dos años, cuando las tropas rebeldes tomaron el control de la sede del gobierno, el aeropuerto, escuelas y varios edificios públicos de Saná, obligando al presidente Abd Rabbah Mansur Hadi a huir.

Desde el pasado 26 de marzo de 2015, una coalición de nueve países árabes, liderada por Arabia Saudita, impulsa una ofensiva militar contra la milicia rebelde Houthi, en busca de restablecer al presidente Hadi en el poder y regresar la calma a Yemen.

El reporte de la agencia Saba, que en le pasado fue el medio de comunicación oficial del gobierno de Yemen, destacó que la Fuerza Aérea saudita y sus aliados golpearon al menos seis veces el norte de la capital yemenita.

En declaraciones a la cadena árabe Al-Akhbariya, el general Ahmed al-Asiri, portavoz de una coalición internacional que lucha contra los rebeldes en Yemen, advirtió que respondería a cualquier "escalada" lanzada por los rebeldes y sus aliados durante la tregua.

El alto el fuego de 72 horas inició a las 23:59 del miércoles, gracias a la mediación del enviado especial de las Naciones Unidas (ONU) para Yemen, Ismail Ould Cheikh Ahmed, que busca poner fin al conflicto armado.

De acuerdo con estimaciones de la ONU, el conflicto armado en Yemen ha cobrado la vida de más de siete mil personas y más de 35 mil heridos en los combates, mientras que por lo menos tres millones más han sido desplazadas.