Derivado de la aplicación del dispositivo Estadio Seguro, con motivo del partido Cruz Azul–Querétaro, policías capitalinos detuvieron a 14 aficionados de la porra del segundo equipo por portar envoltorios con hierba verde con las características de la mariguana.

Los aprehendidos arribaron en una camioneta Nissan Urban y además cometieron faltas administrativas luego de que intentaron ingresar por la fuerza al Estadio Azul y orinaron en la vía pública.

Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina evitaron desmanes de integrantes de porras asistentes y remitieron a 34 personas al juzgado cívico y aseguraron a otras 20 personas por reventa con 55 boletos.

El operativo tuvo el objetivo de evitar la reventa, preservar la seguridad de los asistentes, aficionados y participantes, así como prevenir la alteración del orden público, inhibir actos de vandalismo y la comisión de ilícitos, además de garantizar la movilidad en las inmediaciones del inmueble deportivo.

Participaron en el mismo mil 950 policías de tránsito, proximidad, metropolitanos, así como elementos de las policías Auxiliar y Bancaria e Industrial (PBI), apoyados por 170 vehículos y un helicóptero, además de paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM).

En tanto, la Subsecretaría de Control de Tránsito garantizó la movilidad peatonal y vehicular en las inmediaciones del estadio y vigiló el cumplimiento del Reglamento de Tránsito para evitar el estacionamiento en zonas prohibidas y la obstrucción de vialidades.

Además, en coordinación con los Centros de Control y Comando C-2, C-5 y el Centro Computarizado de Control Vial, se monitorearon las principales calles y avenidas, así como puntos de ascenso y descenso del transporte público y zonas de estacionamiento aledañas al Estadio Azul.