American Airlines, la mayor aerolínea del mundo, informó hoy que sus ganancias se redujeron a la mitad durante el tercer trimestre del año, ante la falta de ocupación en sus aeronaves y un incremento en los impuestos.

La aerolínea, con sede en Fort Worth, Texas, reportó este jueves en un comunicado haber tenido una utilidad neta de 737 millones de dólares, 56 por ciento de la ganancia de los mil 700 millones de dólares percibidos durante el tercer trimestre de 2015.

American Airlines registró también una regresión de su reserva de valuación de impuestos al final de 2015 y como resultado tuvo que reportar una disposición de 452 millones para impuestos sobre la renta en el tercer trimestre.

Los ingresos de la compañía también disminuyeron en 1.1 por ciento a 10 mil 590 millones de dólares, al reducirse en 2.7 por ciento el número de pasajeros transportados en el trimestre.

La aerolínea citó el crecimiento de la capacidad competitiva, una economía global débil y la debilidad de la moneda extranjera como factores que contribuyeron a sus ingresos más bajos.

Durante el último trimestre, American ahorró unos 200 millones de dólares en combustible para sus aviones, al pagar un promedio de 1.48 por galón, pero los sueldos y salarios de los trabajadores aumentaron 15.3 por ciento, al haber alcanzado nuevos acuerdos laborales que concedieron aumentos a sus mecánicos, trabajadores de tierra y otros empleados.

Excluyendo partidas contables de una sola vez, American reportó una utilidad neta de 1.76 dólares por acción, lo que superó las estimaciones de ganancias de los analistas de Wall Street de 1.69 por acción, según FactSet Research.

American Airlines es considerada la aerolínea más grande del mundo en cuanto a tamaño de flota e ingresos regulares de pasajeros por kilómetro y la segunda más grande en número de destinos servidos.