Combate a la corrupción, abatimiento de los índices delictivos e impulso a una mejor vinculación con el sector empresarial son primordiales para lograr el crecimiento social de la población de Quintana Roo, aseguró el gobernador Carlos Joaquín González.

El Ejecutivo estatal sostuvo que junto con los empresarios se deben enfrentar los temas de la agenda política económica de la próxima década: la anticorrupción, el crecimiento verde, las tecnologías de la información, comunicación e innovación, la seguridad alimentaria, la inversión y el comercio, el empleo y la dimensión social.

En el marco del “Encuentro empresarial Coparmex”, con motivo del XXXII aniversario del Centro Empresarial Quintana Roo, aseveró que las micro, pequeñas y medianas empresas son actores estratégicos en el desarrollo de la entidad.

Ante el presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, hizo un llamado a “recuperar el papel estratégico de las empresas, como motor del crecimiento y generadoras de empleos mejor pagados”.

Dijo que las pequeñas y medianas empresas conforman más de 80 por ciento de las compañías legalmente registradas a nivel nacional, y contribuyen en la generación de empleos e ingresos para la población económicamente activa.

En su mensaje, refirió que según datos del instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en Quintana Roo operan 45 mil 488 unidades económicas que emplean a 347 mil 726 personas, y anualmente el número de empresas crece en 3.2 por ciento.

Reiteró que Quintana Roo cuenta con una excelente conectividad aérea internacional, portuaria y carretera para traslado de mercancías, además su ubicación geográfica es estratégica y cercana a Europa, África, Centro y Sudamérica, así como la costa este de Estados Unidos y Canadá.