La Comisión Episcopal de Pastoral Social informó que para 2017 se propone un amplio programa de evangelización para la paz, frente a la compleja realidad que vive el país y en respuesta al desafío planteado por el Papa Francisco en su visita a México.

En un documento, el organismo informó que en el taller “La Iglesia y el obispo en la transformación de conflictos y la construcción de la paz”, que se llevó a cabo en Monterrey el pasado mes de septiembre, se determinó una serie de proyectos en torno a ese tema.

Durante el encuentro, en el cual participaron obispos de 17 diócesis, se acordó programar para 2017 tres talleres regionales con una temática y metodología similar a este, “para ofrecer la experiencia a todos los obispos mexicanos que se interesen y necesiten iluminación en el tema”.

La misiva firmada por el presidente de dicha comisión y obispo de Nogales, Leopoldo González, así como por el arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias, detalla que en breve se propondrán algunas fechas.

Asimismo plantean a la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) que el tema de construcción de la paz sea parte transversal del proyecto de la Iglesia Católica en el país.

Otra propuesta es elaborar un temario y formar varios equipos de obispos que, con asesoría de especialistas, reflexionen y ahonden en torno a la violencia y la paz como mediación, el narcotráfico, los migrantes y las víctimas desde la realidad nacional.

“Nos encontramos frente a una realidad compleja y multicausal, que desafía nuestro compromiso evangelizador. Queremos responder a esta realidad con ojos y corazón de pastores, construyendo la paz, acompañando a las víctimas y colaborando en la edificación de una vida digna para todos los mexicanos”, afirman.

En el taller “se pusieron las condiciones para que los obispos mexicanos fuéramos iluminados y entráramos en diálogo con obispos, sacerdotes, agentes de pastoral, académicos y organizaciones de la sociedad civil de América Latina y México que trabajan e inciden significativamente en la construcción de la paz”.

Esto frente a la continua escalada de inseguridad y violencia que se vive en México y con el fin de acompañar y alentar a la esperanza a quienes viven en el miedo, el dolor, la incertidumbre o han sido víctima de algún hecho violento, o al ver que la situación se agrava.

“En este taller vimos surgir el apremiante compromiso de encontrar caminos para contribuir a la construcción de la paz y el acompañamiento integral a las víctimas”, recalcaron en el texto dirigido a cardenales, obispos y arzobispos de México.

Los firmantes de la misiva detallaron que entre los temas abordados están la Memoria Histórica, la Dignidad de las Víctimas, Ética Social, Análisis del Contexto de las Violencias en México, Herramientas para la Resolución de Conflictos.

Además se presentaron diversas experiencias pastorales y sociales que desde distintas trincheras trabajan en la construcción de la paz y fueron acompañados por expositores de Colombia, Guatemala, El Salvador, Perú, Ecuador y México.

“Un momento sobresaliente en el taller fue el compartir de nuestros hermanos de la Iglesia de Colombia, quienes han estado profundamente involucrados en el proceso y acuerdos de paz de aquel país”, refirieron Leopoldo González Gonzálezy Carlos Garfias Merlos.

Ambos detallaron que el presidente de la Comisión Episcopal Colombiana, Luis Augusto Castro Quiroga; el secretario general de la Comisión de Conciliación Nacional, Darío Echeverri, y el padre Francisco de Roux destacaron la importancia de la Iglesia Católica en el proceso de paz en su país.

“Además de acompañar en innumerables acciones humanitarias durante la guerra, ha aportado ideas y cauces precisos para la consecución de la paz, como diálogo social, la centralidad de la víctimas, justicia transicional, perdón y reconciliación”, puntualizaron.

Los integrantes de la Comisión Episcopal de Pastoral Social indicaron también que los obispos mexicanos compartieron los esfuerzos en este empeño de colaborar para construir la paz en México.