Asambleístas piden respetar consulta sobre viaducto Indios Verdes-Sant

Asambleístas de Morena solicitaron respetar la consulta pública ciudadana sobre la viabilidad del Viaducto Elevado Indios Verdes-Santa Clara.En conferencia de prensa, los legisladores consideraron...

Asambleístas de Morena solicitaron respetar la consulta pública ciudadana sobre la viabilidad del Viaducto Elevado Indios Verdes-Santa Clara.

En conferencia de prensa, los legisladores consideraron que para evitar otro conflicto social, las autoridades deben a ceñirse a los acuerdos pactados con la ciudadanía de las delegaciones Cuauhtémoc, Azcapotzalco y Gustavo A. Madero.

En ellos se establecía que cinco días después de concluida la consulta, las autoridades se reunirían con representantes de vecinos de las delegaciones Cuauhtémoc, Azcapotzalco y Gustavo A. Madero en el Deportivo “18 de Marzo”, en la colonia Tepeyac Insurgentes, a fin de tener las mejores condiciones para un diálogo con la ciudadanía.

Sin embargo informaron que esta mañana la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) convocó a una reunión pública, como parte del proceso para la aprobación o no del proyecto Viaducto Elevado Indios Verdes.

Agregaron que la reunión se planteó para el miércoles 19 de octubre de 2016 en el auditorio de la sala de conciertos “Tepecuicatl”, en la colonia Rosas del Tepeyac, de la delegación Gustavo A. Madero.

Los asambleístas Paulo César Martínez López, Ana Juana Ángeles Valencia y María Eugenia Lozano consideraron que esa secretaría debe respetar en tiempo y forma el proceso de la consulta pública, que concluirá el 17 de octubre.

Los tres diputados establecieron que con los resultados de la consulta pública y las opiniones técnicas de las delegaciones Cuauhtémoc, Azcapotzalco y Gustavo A. Madero, se revalorizará la viabilidad del proyecto.

Martínez López opinó que lejos de beneficiar a la población, ese Viaducto Elevado afectará de manera directa sus condiciones de vida, sobre todo al modificar su entorno, porque prevé el derribo de más de mil 600 árboles.

Su homóloga Ana Juana Ángeles Valencia declaró que la mayoría de los vecinos han manifestado opiniones en contra, por las afectaciones que esa obra traería al hábitat, la movilidad y los servicios de agua y drenaje, ya de por sí deficientes.

La asambleísta Lozano Torres, a su vez, reprobó la “depredación” ecológica de que es objeto la Ciudad de México por megaobras que a su parecer “no comprueban” su beneficio.