Industria refresquera pide certidumbre tributaria

La Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC) indicó que un aumento del 20 por ciento a las bebidas saborizadas va en contra del acuerdo de certidumbre tributaria...

La Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC) indicó que un aumento del 20 por ciento a las bebidas saborizadas va en contra del acuerdo de certidumbre tributaria del Ejecutivo.

En México, indicó el organismo, los consumidores ya pagan más de 20 por ciento de impuestos por refrescos; de hecho si se suma 16 por ciento de IVA más un peso por litro por IEPS alcanza casi 30 por ciento, lo que representa una carga fiscal alta.

“Consideramos importante hacer hincapié en que el principal afectado por las medidas impositivas es el consumidor debido al aumento en precios, siendo las familias con ingresos más bajos las más perjudicadas”, precisó.

De acuerdo con un comunicado de la asociación empresarial, de los más de 53 mil millones de pesos recaudados por el impuesto especial a refrescos, 62 por ciento ha provenido de estas familias.

En términos de salud, a la fecha no ha sido demostrada la efectividad del impuesto especial para combatir el sobrepeso y la obesidad; ya que a dos años y medio de su implementación en México ha disminuido menos de 10 calorías acumuladas por persona al día.

“La recomendación de aumentar impuestos para reducir el consumo de bebidas azucaradas carece de evidencia científica y contundente que demuestre la asociación entre el consumo de bebidas saborizadas con el sobrepeso, la obesidad y las enfermedades derivadas de estos padecimientos”.

Por lo que, precisó, para que un impuesto esté justificado tiene que ser eficiente, justo y efectivo, y los impuestos a bebidas y alimentos con alto contenido calórico no ha cumplido con este criterio.