Sector asegurador eleva su estimado de crecimiento para 2016

El sector asegurador ajustó al alza su estimado de crecimiento de primas para 2016, desde un nivel inicial de entre 8.0 y 9.0 por ciento a 11.5 por ciento, a pesar de las complejidades que enfrentó...

El sector asegurador ajustó al alza su estimado de crecimiento de primas para 2016, desde un nivel inicial de entre 8.0 y 9.0 por ciento a 11.5 por ciento, a pesar de las complejidades que enfrentó para la aplicación de Solvencia II y el entorno económico.

El director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), Recaredo Arias, indicó que además se mantienen positivas las expectativas para el sector, sobre todo del ramo de daños, porque derivado de la contratación de seguros obligatorios para proyectos de energía se estima un incremento de mil millones de dólares (alrededor de 19 mil millones de pesos) en los próximos años.

En conferencia de prensa, donde se dio a conocer el comportamiento del seguro mexicano al segundo trimestre, precisó que el sector tuvo un buen resultado al segundo trimestre del año, con un crecimiento de 11.8 por ciento en términos nominales y de 9.3 por ciento real.

En tanto, con el ajuste de las primas de la póliza bianual de seguros generales de daños de Petróleos Mexicanos (Pemex), el crecimiento del sector fue de 15.7 por ciento, de manera nominal, y de 12.8 por ciento real, precisó en conferencia de prensa.

"El estimado de crecimiento se revisó incluso al alza, porque los datos que presentamos muestran que el sector asegurador está creciendo más de lo previsto. Estimamos que no siga con el mismo dinamismo en los próximos dos trimestres el año, sin embargo si mantenga un buen ritmo.

Estamos estimando que el crecimiento real ya con el ajuste de Pemex sea de 11.5 por ciento, que es más de cinco veces el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB)”, dijo el directivo, al destacar que todos los segmentos de seguros muestran desempeño positivos.

Destacó que las expectativas se mantienen favorables, sobre todo en el ramo daños, porque derivado de la reforma energética, las compañías petroleras que operan en México deberán contratar con un seguro obligatorio de responsabilidad civil, para asegurar los riesgos asociados a la exploración, perforación y extracción de hidrocarburos.

Adicional a esas coberturas de responsabilidad civil obligatorias, dijo, también habrá responsabilidad voluntaria y responsabilidad ambiental voluntaria, seguros de contaminación, coberturas para la industria energética.

Derivado de lo anterior, “estamos estimando que tendremos un incremento en primas en el sector asegurador por mil millones de dólares, es decir, más o menos 19 mil millones de pesos. Esto implica un crecimiento solo por estos motivos de 23 por ciento de las primas de daños”.

Por otro lado, Arias Jiménez reconoció que los niveles del tipo de cambio ya comenzaron a reflejarse en el costo de algunos siniestros derivado de un mayor precio de autopartes o de maquinaria, así como en costos de tratamientos o equipos médicos, pero es menor.

“Sí tiene un efecto, pero no lo suficientemente grande como para que sea relevante, finalmente las compañías de seguros no toman decisiones de precios en función de lo que pasa de un mes a otro, no estamos viviendo en las épocas de 86, de 87 o de 95 en donde había muchísima volatilidad y sí había que reaccionar en un corto plazo”, dijo.

Asimismo, confió en que se mantenga estable la contratación de seguros con componente de ahorro en dólares, porque es una forma de las familias de cubrirse ante estos periodos de volatilidad, porque cuando se paga se toma el tipo de cambio del día.

“El tipo de cambio afecta, en efecto, para todos los seguros que están denominados en dólares. Las primas desde luego que van reflejándose en función de cuál sea el tipo de cambio en el que se paga, pero de la misma manera el día que viene el vencimiento, en el caso de los seguros de vida con ahorro, o bien, el pago del siniestro, pues también se paga el tipo de cambio vigente”, comentó.