Expendedores piden liberalización total de precios de los combustibles

La liberalización de precios de los combustibles a partir de 2017 se debería instrumentar de manera total y no por regiones, aseguró la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).De...

La liberalización de precios de los combustibles a partir de 2017 se debería instrumentar de manera total y no por regiones, aseguró la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

De acuerdo con el organismo, si bien esta medida traerá consigo grandes implicaciones, se han tenido avances sustanciales para mejorar la competencia y poco a poco se desarrollarán las condiciones necesarias en el mercado, lo que permitirá detonar las inversiones en infraestructura de almacenamiento, distribución, transporte y venta.

“La liberalización de precios es un paso necesario para el desarrollo del mercado energético, pues permitirá que los empresarios desarrollen proyectos que generen una mayor inversión en la infraestructura de la cadena de valor del sector. Por ello, consideramos que la liberalización de precios, idealmente, debería instrumentarse de manera total”, afirmó.

Sin embargo, indicó que si como resultado del análisis que realicen los dipútados prevalece el principio de la apertura gradual y ordenada, se debe conocer con la máxima antelación cuáles serán las regiones en donde existirán precios libres a partir de enero de 2017, y aquellas que tendrán precios máximos por no existir condiciones de competencia efectiva.

De lo contrario, se dificultaría la toma de decisiones contractuales y comerciales que afectarían la operación de las estaciones de servicio y, por ende, las decisiones de los consumidores, aseveró la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

“De no conocer con tiempo suficiente la metodología que utilizará la SHCP para calcular los precios máximos, se podrían generar condiciones de incertidumbre comercial y logística que dificulten la toma de decisiones contractuales y comerciales, nuevamente con una afectación al sector”, reiteró.

En este sentido, expuso que de prevalecer las condiciones que determinan actualmente los precios de las gasolinas y el diésel, como las tasas impositivas, los costos de logística y almacenamiento, el tipo de cambio, entre otras, es probable que el mercado defina precios superiores a los actuales.