Cuauhtémoc Gutiérrez
Imagen de archivo de Cuauhtémoc Gutiérrez. Cuauhtémoc Gutiérrez / Facebook

Debido a que no existen órdenes de presentación o localización giradas en su contra, un juez federal desechó un juicio de amparo promovido por Claudia Priscila Martínez González, una de las tres enganchadoras de la red de prostitución que operaba en el PRI del Distrito Federal al servicio de su dirigente con licencia, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.

Tiene la libertad de volver a promover otra demanda de garantías La resolución del Juez Sexto de Distrito de Amparo en Materia Penal del Distrito Federal, Juan Mateo Brieba de Castro, se da luego de que la Procuraduría General de la República (PGR) informara a ese impartidor de justicia que no existe ninguna orden privativa de la libertad en contra de Martínez González, según reporta MVS Noticias.

El acuerdo para desechar el juicio de amparo se tomó el pasado 25 de abril, pero fue informado a las partes este lunes a través de los estrados electrónicos del Poder Judicial de la Federación (PJF).

La respuesta de la PGR fue entregada a ese órgano jurisdiccional el pasado 15 de abril mediante los llamados "informes justificados", cuyo contenido estuvo a la vista de Claudia Priscila Martínez González y de su abogado defensor durante casi dos semanas.

"Único. Se sobresee en el juicio", señala el resolutivo. Una vez desechado el juicio de amparo, la mujer acusada de ser una de las principales enganchadoras de edecanes dentro del PRI capitalino, tiene la libertad de volver a promover otra demanda de garantías en caso de que cambie su situación jurídica.

Cobraba dos sueldos dentro del PRI

Además de sus labores como enganchadora, Claudia Priscila Martínez González también se desempeñaba como Consejera Política Propietaria y Comisionada de Justicia Partidaria del PRI-DF, cargos que continúan vigentes en los documentos oficiales de ese instituto político.

Martínez González cobraba dos sueldos dentro del PRI capitalino: uno de ellos como auxiliar administrativa en la dirigencia estatal y uno más como empleada de ese mismo partido en la representación que tiene el PRI-DF dentro del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF).

Sin embargo, tras darse a conocer la red de prostitución al servicio de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre que operaba en las oficinas del PRI-DF, renunció a ambos cargos y dejó de percibir alrededor de 15 mil pesos mensuales.

Según una lista de empleados del IEDF, Claudia Priscila Martínez tenía un contrato por honorarios por la prestación de sus servicios como auxiliar operativo B y ganaba un sueldo mensual bruto de 4 mil 637 pesos.

Además, cobraba un salario de 11 mil pesos mensuales como auxiliar administrativa directamente en la nómina de la dirigencia del PRI-DF.

Hasta el momento, el PRI en el DF no ha informado que se le haya removido del cargo de Comisionada de Justicia Partidaria ni tampoco de su puesto como Consejera Política Propietaria.