Al menos doce sherpas nepalíes murieron este viernes y otros tres se encuentran gravemente heridos al ser sepultados por un alud cuando se dirigían a uno de los campamentos base en el Everest, informó una fuente del cuerpo de Montañismo de Nepal. Hay también cinco desaparecidos.

El alud tuvo lugar hacia las 07.00 hora local a unos 6.200 metros de altitud cuando unos cincuenta montañeros, en su mayoría sherpas nepalíes, se trasladaban del campamento base I al II, afirmó un alto mando del cuerpo de Montañismo, Tilak Ram Pandey.

Los equipos de rescate, que aclararon que entre los desaparecidos no se encuentra ningún extranjero, se hallan en la zona donde se produjo la avalancha.

Los sherpas, que ayudan en la escalada a los escaladores, se dirigían a un campamento base a más altura para establecer el campamento y se habían unido a ellos algunos montañeros extranjeros para aclimatarse a la altitud, como suele ser habitual.

Temporada alta en el Everest

La temporada de escalada primaveral comenzó oficialmente en marzo, aunque los primeros montañeros no empezaron a ascender hasta abril el Everest, la montaña más alta del mundo con 8.848 metros de altura.

En septiembre de 2012, en uno de los aludes más mortíferos de los últimos años, una avalancha en la montaña Manaslu, en el Himalaya nepalí, causó la muerte de once montañeros, entre ellos ocho franceses y un español.