Tras la detención del exgobernador de Michoacán Jesús Reyna, las autodefensas han denunciado que ese gobierno estatal "todavía tiene muchos funcionarios" involucrados con el crimen organizado. El vocero de los grupos, José Manuel Mireles, ha asegurado que ya han llegado al estado elementos de los Zetas y del Cártel del Golfo, ante el desarme programado para los grupos de policías comunitarias.

Van a salir muchos más del gabineteEn declaraciones a Radio Fórmula, el líder de las autodefensas de Michoacán considreó positiva la detención del ex secretario de Gobierno. A partir de esa detención, "van a salir muchos más del gabinete", aseguró Mireles.

El dirigente recordó que Reyna fue el coordinador de campaña del actual gobernador Fausto Vallejo, en las elecciones de 2011.

Llegada de narcos

Por otra parte, el portavoz de las autodefensas también denunció la llegada a Michoacán de elementos del cártel del Golfo y Los Zetas, dos organizaciones que, dijo, ven a este estado del suroeste de México como "un pastel exquisito".

Nuestra guerra no es contra el Gobierno, es contra el crimenSobre el desarme que pretende llevar a cabo el Gobierno federal, Mireles reiteró que las autodefensas no entregarán las armas hasta que el crimen organizado haya sido desterrado.

"Nuestra guerra no es contra el Gobierno federal, es contra el crimen organizado", afirmó.

Cientos de soldados y marinos han llegado a la región de Tierra Caliente para comenzar con el desarme de estos grupos de autodefensa.