Capturan al sobrino de 'El Kike' Plancarte por su vinculación con el tráfico de órganos de menores

  • Se le acusa de matar a menores para extraer sus órganos y venderlos.
  • Su tío es el líder de Los Caballeros Templarios en Michoacán.
  • Plancaste Gaspar, de 34 años, fue detenido en posesión de un vehículo robado. 
<p>Siete personas parte del grupo delictivo Caballeros Templarios, detenidos el pasado 21 de noviembre de 2012.</p>
Siete personas parte del grupo delictivo Caballeros Templarios, detenidos el pasado 21 de noviembre de 2012.
NOTIMEX

El secretario de Seguridad Pública estatal, Carlos Hugo Castellanos Becerra, dio a conocer que fuerzas federales lograron la detención de Manuel Plancarte Gaspar, de 34 años de edad, a quien ubicó como sobrino de Enrique Plancarte Solís, El Kike, líder de la organización criminal Los Caballeros Templarios.

A través de su cuenta de Twitter, dijo que Plancarte Gaspar fue aprehendido en posesión de un vehículo robado.

Es investigado por la muerte de menores de edad, a quienes extraía sus órganos para venderlos

Agregó que Plancaste Gaspar, de 34 años, fue detenido en posesión de un vehículo robado y que pertenece a un grupo criminal no identificado, presumiblemente también Los Caballeros Templarios, que opera fundamentalmente en Michoacán.

El detenido "es investigado por la muerte de menores de edad, a quienes extraía sus órganos para venderlos", afirma uno de los mensajes oficiales.

Como hoy es día festivo en México la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán no ofreció información adicional en sus oficinas de prensa.

Una recompensa de 10 millones de pesos por Kike Plancarte

Enrique Plancarte Solís, alias Kike Plancarte, es uno de los dos principales dirigentes de los "templarios", junto con Servando Gómez Martínez, alias La Tuta.

Las autoridades mexicanas ofrecen una recompensa de 10 millones de pesos (unos 770.000 dólares) a quien dé información que lleve a la detención de Kike Plancarte, la tercera parte de la recompensa fijada por La Tuta.

Las autoridades han asestado duros golpes a los "templarios" en las últimas semanas con la detención de algunos de sus dirigentes o la muerte de otros en choques armados con las fuerzas de seguridad.