Nuevo aeropuerto, proyecto social y palanca de desarrollo económico

El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) es un proyecto eminentemente social, más allá de su finalidad como palanca de conectividad y desarrollo económico del país, afirmó la...

El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) es un proyecto eminentemente social, más allá de su finalidad como palanca de conectividad y desarrollo económico del país, afirmó la subsecretaria de Transportes de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Yuriria Mascott.

En la firma del Convenio General de Colaboración entre el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) y la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), la funcionaria destacó que este acuerdo promoverá la educación, la capacitación y la certificación de profesionales en el área de la construcción.

Además, impulsará una mejor oferta de empleos para trabajadores de los municipios aledaños a la zona del nuevo aeropuerto, al crear una bolsa de trabajo y coordinar a empresas afiliadas a la CMIC, para que éstas empleen al personal certificado que habita en esas localidades.

“Hoy, habitantes de poblados cercanos al NAICM ya comienzan a experimentar beneficios derivados de la obra, tal como lo demuestra la presencia de más de mil 300 pobladores de los municipios aledaños, de los cuales 48 por ciento son mujeres, que desarrollan labores de rescate de la flora y fauna en la región”, destacó Mascott.

De acuerdo con un comunicado de la SCT, al suscribir el acuerdo como testigo de honor, la subsecretaria expuso que con esta obra se creará un aproximado de 160 mil empleos en la fase de la construcción de la nueva terminal, mientras que en operación ofrecerá 450 mil “y por cada millón de pasajeros adicionales, se generarán otros mil empleos directos, indirectos e inducidos”.

En su oportunidad, el director general del GACM, Federico Patiño, dijo que este convenio permitirá concretar uno de los fines del NAICM, que es contribuir con el desarrollo de la zona de influencia del nuevo aeropuerto, de manera particular los habitantes de los municipios mexiquenses de Atenco y de Texcoco.

Por su parte, el presidente de la CMIC, Gustavo Adolfo Arballo, sostuvo que la obra se lleva a cabo bajo los mejores estándares internacionales de calidad, además de que cuenta con prácticas de transparencia en todas las etapas de su desarrollo.

De acuerdo con los términos del documento, el gremio de la construcción brindará asesoría técnica especializada a todas las personas que colaboran de distintas formas en la construcción del NAICM.

Incluye un rubro sobre responsabilidad social, a través de la Fundación de la Industria de la Construcción, para que las empresas que estén certificadas por la CMIC y resulten ganadoras de las licitaciones, contribuyan al desarrollo social de la región.

También planea facilitar becas para que habitantes de la región cursen diplomados, licenciaturas o maestrías; apoyos para asistir al Instituto Tecnológico de la Construcción y actualizaciones para trabajadores de GACM y del NAICM en materia de supervisión de obras.